Roadtrip al Norte, una escapada bonitista

Los que nos seguís a través de Instagram, habréis visto que este fin de semana nos hemos ido de escapada parte del equipo. Un fin de semana largo que hemos aprovechado para un “roadtrip” al Norte, una escapada bonitista de las que te dan energía y cargan pilas para unas cuantas semanas.

La primera parada del viaje era Bilbao y luego continuaríamos por Cantabria, nos alojamos en Santander y nos dio tiempo a ver un montón de sitios bonitos: Bilbao-Castro Urdiales – Santoña – Laredo – Santander – Suances – Comillas – Santillana del Mar. Tres días la mar de bien aprovechados como veis. ¿Nos dejáis que compartamos con vosotros nuestro viaje? Allá vamos… (os advertimos que saldrá mucha comida, quizá demasiada para estar a un paso de las vacaciones, pero es que somos así… de buen comer, qué le vamos a hacer).

* Bilbao. En Bilbao estuvimos muy poquito tiempo, llegamos el viernes por la tarde noche y nada más llegar nos fuimos de “pintxos”, estuvimos por el casco viejo que estaba cerca de nuestro hotel. Nos fuimos pronto a dormir, estábamos muertas… pero por la mañana fuimos a desayunar  y nos dimos un súper homenaje. No os perdáis Mr. Marvelous (gracias Oli&Moli por la recomendación), allí nos zampamos unas tostadas con jamón y un pintxo de tortilla… para compartir – donde fueres haz lo que viernes- .

bilbao bonitista

*Castro Urdiales. Ésa fue nuestra siguiente parada. A muy pocos kilómetros de entrar en la comunidad cántabra nos encontramos con este sitio tan maravilloso. Nos encantó su puerto, su iglesia y su paseo… imprescindible si viajas por la zona. Como vimos que todo el mundo se sentaba a tomar una cerveza y algo de comer en Mariquería Alfredo, no tardamos nosotras en hacer lo mismo (vaya pulpo y vaya pinchos).

castro urdiales bonitista

*Santoña. Ay qué anchoas. A pocos kilómetros de Castro Urdiales se encuentra Santoña. Allí nos encontramos un ambientazo total, muchísima gente en la calle comiendo y calle llenas de gente joven y familias. De nuevo, las vistas al Mar Cantábricos nos dejaron obnubiladas durante un buen rato. Y cómo no… compramos anchoas para llevar de vuelta a casa. Allí comimos en un restaurante gallego un lacón que estaba…mmm, no recordamos el nombre, sorry.

santoña bonitista

*Santander. De ahí nos fuimos directas a Santander donde nos alojábamos. Coincidió que se estaban celebrando las Fiestas de la ciudad, por eso nos costó tanto encontrar alojamiento… tened en cuenta las fiestas locales si vais, porque nos alquilamos un pequeño apartamento en la conchichina. Aún así, disfrutamos la ciudad al máximo tanto esa noche como el lunes por la mañana, cuando aprovechamos para visitar el Palacio de la Magdalena (muy recomendable el mini recorrido en tren), el Sardinero y toda la parte del centro. Volvimos a comer como reinas con todas las recomendaciones que nos hicieron: Casa Lita, La Conveniente y Bodegas Solórzano.

santander bonitista

*Comillas. Precioso, simplemente precioso. Allí se rodó la película Primos, así que os podéis imaginar… típico pueblo de verano con casas maravillosas, jardines espectaculares y calles empinadas y empedradas. Allí se encuentra “El Capricho de Gaudí”, no lo visitamos, pero por una calle aledaña pudimos ver un poco de la casa firmada por el genio catalán. Las vistas a la playa… lo mejor.

comillas bonitista

*Santillana del Mar. Merece la pena verlo, sin dudarlo, aunque no fue de nuestros sitios favoritos. Quizá demasiada explotación turística, normal por otro lado. Comimos allí, nada muy reseñable, aunque no puedes pasar por Cantabria sin visitar este pueblo y comerte algún sobao. Imprescindible.

santillana bonitista

Y terminamos con dos recomendaciones: Suances y sus playas y los helados de Heladerías Regma, las veréis por toda Cantabria. No parábamos de ver a gente con helados hasta que nos hicimos con el nuestro.

recomendaciones finales

Y con este helado de turrón y el buen sabor que deja una escapada con amigas, nos despedimos por hoy con los recuerdos de nuestra miniescapada por el Norte. Un chute de energía indispensable para el último empujón antes de las vacaciones. ¡Nos vemos el viernes!

Publicado en: Viajes
Etiquetas: , , , .

2 Comentarios

  1. Escrito el 27 julio, 2016 a las 10:23 | Enlace permanente

    Qué viaje más bonito. Yo estoy convencida de que Comillas es un lugar en el que acabaré, de algún modo. ¡Me alucina!

Responder a Nine Maza Cancelar respuesta