Master of None, una serie y dos apartamentos a los que entrar

Por fin viernes. Así os lo digo. Vaya semanita complicada y con noticias feas… pero ya es viernes y los viernes por la tarde es mi momento de la semana favorito. Solo tengo algo que me molesta especialmente y es que ya he terminado de ver Master of None y eso me tiene bastante mosqueada, al menos hasta que vuelva la nueva temporada de Stranger Things.

¿Qué no habéis visto Master of None? ¿Cómooorrrr? Confieso que el primer capítulo no me enganchó nada, de hecho le dije a Mr. Bonitisto: ¡no voy a ver esto, vaya caca! Así sin más. Luego me tuve que comer mis palabras y devoré las dos temporadas, literalmente, en cuatro días.

Pero hoy por ser viernes, no solo queremos recomendaros una serie, que también… sino que vamos a utilizar el post de hoy para colarnos en dos apartamentos que salen en esta historia sobre treintañeros en Nueva York. ¡Con lo que nos gusta cotillear una casa!

Empezamos por el apartamento de Dev, un PEDAZO de casa supuestamente situado en Chinatown con ladrillo visto (amor) y piezas vintage. Adoramos las puertas de la habitación y la zona de la cocina, también ese rollo cultureta y ecléctico de la decoración. Dev, nos encanta tu casa.

Vía Apartment Therapy 

Pero qué sería de un protagonista sin su mejor amigo…y el mejor amigo de Dev es ¡simplemente genial! Se llama Arnold y es un tipo tan peculiar como su apartamento. Un lugar inspirado en la náutica y que parece más el camarote de un barco antiguo que una casa. En teoría se ubica en Greenpoint y sus creadores dicen que “es lo de menos” que el apartamento sea real o no. Imaginaos.

Vía Apartment Therapy 

¿Qué os parece? ¿Os gusta Master of None? ¿Sois tan “seriéfilos” como nosotras?

Feliz viernes y a disfrutar el finde. ¡Nos encontramos por aquí el lunes!

2 reflexiones sobre “Master of None, una serie y dos apartamentos a los que entrar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.