Roadtrip al Norte, una escapada bonitista

Los que nos seguís a través de Instagram, habréis visto que este fin de semana nos hemos ido de escapada parte del equipo. Un fin de semana largo que hemos aprovechado para un “roadtrip” al Norte, una escapada bonitista de las que te dan energía y cargan pilas para unas cuantas semanas.

La primera parada del viaje era Bilbao y luego continuaríamos por Cantabria, nos alojamos en Santander y nos dio tiempo a ver un montón de sitios bonitos: Bilbao-Castro Urdiales – Santoña – Laredo – Santander – Suances – Comillas – Santillana del Mar. Tres días la mar de bien aprovechados como veis. ¿Nos dejáis que compartamos con vosotros nuestro viaje? Allá vamos… (os advertimos que saldrá mucha comida, quizá demasiada para estar a un paso de las vacaciones, pero es que somos así… de buen comer, qué le vamos a hacer).

* Bilbao. En Bilbao estuvimos muy poquito tiempo, llegamos el viernes por la tarde noche y nada más llegar nos fuimos de “pintxos”, estuvimos por el casco viejo que estaba cerca de nuestro hotel. Nos fuimos pronto a dormir, estábamos muertas… pero por la mañana fuimos a desayunar  y nos dimos un súper homenaje. No os perdáis Mr. Marvelous (gracias Oli&Moli por la recomendación), allí nos zampamos unas tostadas con jamón y un pintxo de tortilla… para compartir – donde fueres haz lo que viernes- .

bilbao bonitista

*Castro Urdiales. Ésa fue nuestra siguiente parada. A muy pocos kilómetros de entrar en la comunidad cántabra nos encontramos con este sitio tan maravilloso. Nos encantó su puerto, su iglesia y su paseo… imprescindible si viajas por la zona. Como vimos que todo el mundo se sentaba a tomar una cerveza y algo de comer en Mariquería Alfredo, no tardamos nosotras en hacer lo mismo (vaya pulpo y vaya pinchos).

castro urdiales bonitista

*Santoña. Ay qué anchoas. A pocos kilómetros de Castro Urdiales se encuentra Santoña. Allí nos encontramos un ambientazo total, muchísima gente en la calle comiendo y calle llenas de gente joven y familias. De nuevo, las vistas al Mar Cantábricos nos dejaron obnubiladas durante un buen rato. Y cómo no… compramos anchoas para llevar de vuelta a casa. Allí comimos en un restaurante gallego un lacón que estaba…mmm, no recordamos el nombre, sorry.

santoña bonitista

*Santander. De ahí nos fuimos directas a Santander donde nos alojábamos. Coincidió que se estaban celebrando las Fiestas de la ciudad, por eso nos costó tanto encontrar alojamiento… tened en cuenta las fiestas locales si vais, porque nos alquilamos un pequeño apartamento en la conchichina. Aún así, disfrutamos la ciudad al máximo tanto esa noche como el lunes por la mañana, cuando aprovechamos para visitar el Palacio de la Magdalena (muy recomendable el mini recorrido en tren), el Sardinero y toda la parte del centro. Volvimos a comer como reinas con todas las recomendaciones que nos hicieron: Casa Lita, La Conveniente y Bodegas Solórzano.

santander bonitista

*Comillas. Precioso, simplemente precioso. Allí se rodó la película Primos, así que os podéis imaginar… típico pueblo de verano con casas maravillosas, jardines espectaculares y calles empinadas y empedradas. Allí se encuentra “El Capricho de Gaudí”, no lo visitamos, pero por una calle aledaña pudimos ver un poco de la casa firmada por el genio catalán. Las vistas a la playa… lo mejor.

comillas bonitista

*Santillana del Mar. Merece la pena verlo, sin dudarlo, aunque no fue de nuestros sitios favoritos. Quizá demasiada explotación turística, normal por otro lado. Comimos allí, nada muy reseñable, aunque no puedes pasar por Cantabria sin visitar este pueblo y comerte algún sobao. Imprescindible.

santillana bonitista

Y terminamos con dos recomendaciones: Suances y sus playas y los helados de Heladerías Regma, las veréis por toda Cantabria. No parábamos de ver a gente con helados hasta que nos hicimos con el nuestro.

recomendaciones finales

Y con este helado de turrón y el buen sabor que deja una escapada con amigas, nos despedimos por hoy con los recuerdos de nuestra miniescapada por el Norte. Un chute de energía indispensable para el último empujón antes de las vacaciones. ¡Nos vemos el viernes!

Publicado en: Viajes Etiquetas: , , , .
Dejar un comentario

Guía para vivir un verano bonitista

It’s the final countdown. Esta es nuestra última semana blogueril antes de las vacaciones y nuestro ya tan típico del verano como el posado de Ana Obregón, parón veraniego. Pero como no queremos dejaros huérfanos de bonitismos y todavía queda un mes para disfrutar de apagar el móvil, de las cervecitas al atardecer y al amanecer (por qué no), de los arrepentimientos por no haber empezado antes la operación bikini, de bailar en los festivales como si volviésemos a tener 20 años, del primer verano del bebé bonitista en la tierra prometida (para Laura de Malasmadres es Tierra Santa, para nosotras la tierra prometida), en definitiva, un mes entero en el que VIVIR con mayúscula. Y nuestra guía no os va a ayudar a ser más felices, pero esperamos que si necesitáis algún bonitismo extra este verano, penséis en nosotras.

post

1 Hidratarse es importante. Nos lo recuerdan en los telediarios en cada ola de calor y no sólo de cerveza y tinto de verano vive nuestro cuerpito. Así que aquí tenéis un par de opciones para estar fresquitos y bien hidratados.

aguas con sabores

En este post os dimos varias recetas de aguas con sabores (ideal para las futuras mamis y las mamis lactantes) y aquí tenéis varias recetas de zumo que vienen muy bien para estar además de frescas, sanas como una lechuga.

2. Hazte un moño o una trenza y ya en septiembre te sueltas el pelo.

Con estos calorines para no pensar en puntas abiertas, quemadas y secas, lo mejor es liarse la manta a la cabeza y hacerse un moño o una trenza. Y aquí ahora un recogido y después veremos el drama de si hay que cortar por lo sano. Pero eso será en septiembre y será otra historia.

Siempre nos quedarán los moños

Tenéis el link de todos los peinados en este post. 

3. Haz una fiesta.

Que si, que luego se pasa el verano y piensas, jo, tendría que haber hecho una fiesta. Excusas no faltan, pero si te hacen falta alguna, pregúntanos y nos inventamos una bien rápido.

fiesta-verano-para-las-bebidas-pajitas

Todo lo que necesitas para una fiesta veraniega, lo tienes aquí. 

4. Come mucho helado.

Bueno, realmente, esto vale para cualquier época del año, pero ahora está mucho más justificado. Y si encimas el helado es homemade, mucho mejor.

recetas helados

Tienes varias recetas de helados aquí y aquí.

5. Vuela.

Hazte un viaje, aunque sea de un fin de semana. Pero escápate para reencontrarte, da igual si es a Cuenca o a Panamá. Los viajes nos alimentan para el resto del año.

imprimible lista viaje

Y para el viaje, no te olvides de usar nuestro imprimible para que no se te olvide nada de nada.

La que aquí escribe se despide hasta septiembre, pero aún queda bonitismo durante toda esta semana.

Que seáis felices y que el bonitismo os acompañe.

Publicado en: Planes bonitistas Etiquetas: , .
Dejar un comentario

El aceite de coco: Un gran aliado para estas vacaciones

Quiero compartir un pequeño trauma relacionado con el coco. Recuerdo el día en que mi amigo del cole, Paco, me dijo que tirara por el bien de la humanidad esa colonia de coco que le producía arcadas. Yo, que hasta entonces pensaba que gracias a dos pequeñas gotas de ese frasquito de aroma intenso cuya marca no quiero acordarme, olía estupendamente, decidí desterrar el coco de mi vida, o al menos todo aquello que proviniese de su aroma.

Pero el tiempo pasa, y una adquiere experiencia, y deja de comprar colonias baratas :). Entonces, en lugar de probar el coco como perfume, me compré el aceite de coco, el de verdad, el que sirve para cocinar. Y resulta que te pones a hablar con la chica de la herboristería y con tu amigo google, y resulta que el coco sirve para todo. Vamos, que si queréis meter un producto estrella en la maleta este verano, con una frasco de aceite de coco podéis tener crema hidratante, exfoliante, desmaquillante, protector solar para el cabello y acondicionador, todo en uno ¿Quién da más?

aceite de coco 2

Imagen vista aquí

Crema hidratante corporal: se puede usar al salir del baño, echas un poco de aceite de coco sobre las manos y a restregar, así, sin crema ni nada, además de hidratante, se absorve enseguida.

Exfoliante: mezclándolo con un poco de azúcar, ya tenéis exfoliante. Además de barato, regenera la piel, retira las células muertas y acaba con las impurezas, ¿qué más queremos?

Desmaquillante: pero, por si fuera poco, también tenemos la opción de usar el aceite de coco como desmaquillante. Yo no he probado esta opción pero dicen que funciona, así que si un día os encontráis de viaje sin desmaquillante… ya sabéis.

Para labios resecos: como buen hidratante, si tenemos los labios resecos o quemados, lo podemos usar como bálsamo.

Como acondicionador del pelo: este es mi favorito, restregándolo en el pelo una media hora al menos antes de lavártelo, se queda suave y brillante.

Como protector solar: pero si además, lo usas cuando vas a la playa, te protege el cabello de los rayos solares y te sirve de mascarilla.

Multiusos

Imágenes vistas en 1 // 2 //

Pues nada, que con todas estos beneficios que tiene, yo ya me he reconciliado con el aroma del coco. Además, lo compramos como un básico de la maleta de estas vacaciones, y así llevamos el necesser ligerito. Eso sí, lo ideal es que sea aceite virgen, que no haya sido modificado ni tratado y mejor aún si es orgánico.

necesser_2

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 // 4

Y vosotros, ¿sabéis de otras cualidades cosméticas del coco?

¡Feliz fin de semana y has el lunes!

Publicado en: Viajes Etiquetas: , , .
2 Responses

Por qué querrás mucho olivo en tu boda

Con lo tremendamente alérgica que soy al olivo (y a otras muchas cosas, estoy para una aventura) no sé cómo estoy escribiendo este post. Probablemente lo que me pase con los olivos y sus frutos sea una relación de amor-odio que no mucha gente entiende. Para qué os hagáis una idea… me gusta el aceite pero no las aceitunas. He estado 32 años de mi vida (los que tengo) sin comerlas. Y mirad que las he probado: negras, rellenas, verdes, aliñadas… y nada (que una es de comer muy bien, mis cachas hablan por mis pocas cortapisas con la comida). Hasta que un día no hace mucho, volví a probarlas… y ¡ay amiguis! las aceitunas que no he comido en tres décadas me las estoy comiendo en tres semanas.

Pero ése es otro tema, vuelvo… o mejor dicho, volvemos a las bodas llenas de olivos.

bodas olivo 1

Imagen vía Pinterest

Hace ya un tiempo, unas de las másters del universo en esto de organizar bodas, El sofá amarillo, ya predijo algo así como que el olivo era el nuevo eucalipto. Y no le faltaba razón. Motivos no le faltan a este árbol tan mediterráneo: es más barato, fácil de encontrar, es resistente y para decorar queda taaaaan bonito. En las mesas en el banquete es todo un acierto, ya sea como centro de mesa en las tipo imperial, como adorno encima del plato o en las sillas.

bodas olivo 2

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 

Durante la ceremonia, el olivo también resulta todo un acierto. Nos encanta la idea de sustituir el arroz o los tradicionales pétalos por hojas de olivo… maravilla. Y en las sillas haciendo el pasillo hasta el altar es amor del bueno, rústico, sí, pero amor. bodas olivo 3

Fotacas de bodas vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7

Y terminamos este repaso olivar con los detalles, los que marcan la diferencia, en los que una boda o unos novios se lucen de verdad. Invitaciones, una tarta o un ramo con ramas de olivo puede hacer que tu boda se guarde en la memoria de todos los invitados y sobre todo, que se acabe convirtiendo en mediterráneamente única (¿nos podría patrocinar Estrella Damm el post, no creéis? Aunque este año no, que con todo el respeto al Sr. Reno, somos más de Quim, love you. Bueno y de cerveza también somos mucho: ¡holi Estrella!).

bodas olivo 4

Bellezas vistas en 1 // 2 //3 // 4 // 5 // 6 

¿No os parece ideal lo de regalar botellitas de aceite o cajitas con ramas de olivo aunque vayan vacías, jejej?

Hasta aquí nuestro empacho de olivo que no de olivas, que esas nos las comemos por kilos.

Feliz miércoles y nos vemos el viernes por aquí.

Publicado en: Bodas Etiquetas: , , , .
Dejar un comentario

Packaging bonitista y helado para empezar la semana

Con estos calores, es muy difícil sentarse frente al ordenador y encontrar inspiración para el próximo post. En nuesta cabeza ahora mismo hay varias imágenes recurrentes: playa, porquénoviviréenunpaísnórdico y … he-la-dos. Es nuestro antojo a cada momento (holi, operación bikini 2017). No vamos a mentir y os vamos a decir que a la hora de elegir un helado nos fijemos mucho en el packaging. En cuestión de helados decimos siempre un SÍ rotundo a todo, hay pocos filtros. Pero hombre, si algo que nos encanta viene acompañado de una buena dosis de diseño y bonitismo, ya sabéis que es mucho “más” mejor. Por eso y para empezar una semana cálida un poco más frescas, os traemos una selección de packaging e identidad visual de helados, que dan ganas de gritar eso de ¡Kalise, para todos!

packaging-helados

Dino Ice (Concepto) / Arktis / Paradise / Piperglass (Concepto)

packaging-helados

Biscuiter / Sincelo / The Ice Cream That Understand / Artika

Son para comérselos de monos, ¿o no? Esperamos que aunque sea a través de la pantalla, os hayamos ayudado a empezar la semana fresquitas y sentimos las ganas de comer helado que tenéis ahora mismo (nosotras también).

¡Feliz lunes!

Publicado en: Packaging
Dejar un comentario