Bordar en feminista, la labor más allá de las flores

No os descubrimos nada si os contamos que el bastidor, las agujas y los hilos siempre han sido algo femenino (que no necesariamente de mujeres). A nuestras abuelas y madres las enseñaron a coser y bordar (y generaciones anteriores), aún hoy, de hecho, estas labores siguen siendo realizadas en su mayor parte por mujeres (no tanto de forma profesional, sino como hobby) pero algo ha cambiado recientemente: el bordar ya no es solo femenino, sino que ahora también es feminista.

Se siguen bordando flores y nos encanta, se siguen bordando corazones y lazos y nos parece una maravilla, pero empezamos a ver en bastidores puntadas con mensaje, frases o símbolos que no hacen más que mostrar una realidad. Si le vamos a dedicar horas y horas a una labor, qué mínimo que elegir lo que queremos expresar, ¿no?

Vía 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 

Más o menos canalla, con más o menos delicadeza en el mensaje… lo cierto es que se pueden bordar algo más que flores, plasmar realidades y el resultado sigue siendo igual de bonitista. Estamos enamoradas de todos y cada uno de los que os mostramos en este post…

Vía 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 

¿Qué os parecen este tipo de bordados? ¿Os gustan más o menos explícitos?

Hasta aquí nuestro post de hoy…pero tranquilidad, volvemos mañana con más. ¡Buen día familia!

Publicado en: DIY
Etiquetas: , , .

Deja un comentario