Nuestro reino por un unicornio

Yo de pequeña tenía el unicornio y un par de caballos de Mi Pequeño Pony. Tenía mis dudas, por aquel entonces, de que un caballo pudiese ser rosa y con las crines de colores, la verdad, pero siempre pensaba…”igual que es yo nunca he visto a ninguno”. Quizá me parecía mucho más fascinante que fuesen de colores más que hubiese entre el grupo de mis muñecos un unicornio, que era de los más normal. ¿No hay rinocerontes? ¿Por qué no van a existir caballos con cuernos? Qué chasco cuando fui consciente de la realidad mundanal, ¡vaya crisis mala a los 6!

A un lado vivencias, peripecias y recuerdos de una niña de los ochenta (seguro que sois muchas por ahí, ¡holi!), desde hace un tiempo los unicornios son los nuevos dioses, y eso es así. – Que si hubiese conservado yo el mio con sus crines rosa ahora sería un preciado objeto vintage y sería la más molona del barrio, en fin. –   Están por todas partes y es que pese a que corren el riesgo de convertirse en algo ya bastante sobado en breve, siguen teniendo su rollo. Así que hoy lunes para empezar la semana, damos ¡nuestro reino por un unicornio! Que los lunes son muy malos.

unicornio

1*Flotador // 2*Joyero //  3*Funda móvil // 4* Libro Ana Belén Rivero // 5*Cabeza pared // 6*Bolso // 7* Deportivas niña // 8* Dispensador de celo // 9* Tarta // 10* Diadema 

Hasta aquí nuestro empacho de arco-iris, colores pastel y unicornios de hoy. Pero aprovechamos este momento tan dulcecito para contaros que, como todos los años, bajamos el ritmo pero no el bonitismo. Y, ¿eso qué quiere decir? Pues que publicaremos 3 veces por semana, es decir, lunes, miércoles y viernes. Nada, un respiro muy breve para seguir maquinando bonitismos.

respiro julio

Muchísimas gracias como siempre, qué tengáis un buen lunes y nos vemos el miércoles por aquí. Yuhuuuu

Publicado en: Planes bonitistas
Etiquetas: , , .

Deja un comentario