Tarjetas de visita creativas para quedar fetén

Hace unos días, trabajando en la presentación de un evento, un señor muy amable se interesó por mi trabajo y me pidió una tarjeta. –  ¿Una tarjetaaaa? – Eso mismo me pregunté interiormente. Salí del paso como pude y le dije “justo ahora no llevo”. La verdad es que nunca me había planteado tener tarjetas de visita, no trabajo por cuenta propia, y es fácil localizarme (por mi trabajo) si quieres saber de mí. Además, siempre pensé que eso era cosa de jefes y gente importante…

Este post va en realidad sobre tarjetas de visita creativas y bonitistas, pero os voy a confesar que tiene un trasfondo de intento de empujoncito. Me explico. Es fácil, humano, tranquilo y normal acomodarse a la situación que se tiene, aún más si estamos cómodos en ella. Por eso nunca encontramos en momento perfecto para renovar nuestro currículum, hacer ese curso que siempre hemos querido hacer o mandar ese mail sobre la idea que nos ronda la cabeza. Todo eso significa tiempo y es, precisamente, de lo que menos tenemos. Pero… hay que hacerlo. Así que esa misma noche, al llegar a casa, me dije… “necesito unas tarjetas, una web y un nuevo CV”.

Volviendo a lo que nos ocupa y al título del post, una tarjeta de visita tiene que hablar (bien) de ti y de lo que haces, tiene que ser tuya y no confundirse con el puñado de estos trocitos de cartón que mucho de nosotros acumulamos en la oficina. Posibilidades hay cientos, pero estamos seguras de que esta selección te va a ayudar a encender alguna que otra bombillita.

Empecemos por las más sofisticadas: formas, troqueles, elementos añadidos… las más complicadas y caras de hacer, pero perfectas para profesiones creativas.

1 //  2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8

Lo más habitual es que si nos ponemos a hacernos una tarjeta de visita de nosotros mismos o de nuestras empresas, lo más común es que optemos por la versión más minimalista. Además de más económicas, son más fáciles de diseñar y se adaptan mucho más a cualquier ámbito o profesional. Aún así y por muy sencilla que las queramos… siempre podemos darle un toque, ¿no creéis?

1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 

En fin, que si tenemos ahí rondando la idea de lanzar nuestra marca, lanzarnos nosotros mismo como profesionales o simplemente mejorar… que no sea por falta de ideas, ¿no? Yo ya me he puesto con las mías, cuando a partir de ahora me pregunten… ya tengo algo que entregar.

¿Qué opináis? ¿Os gustan las tarjetas de visita? ¿Las veis útiles?

Muchísimas gracias, como siempre, por estar ahí y nos encontramos mañana.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.