El colmo de la belleza se llama “helados de flores”

Que las cosas bonitas deben ser útiles también es quizá una afirmación demasiado venida arriba. ¿Cuántas veces habéis dicho aquello de “no me lo voy a poner, pero es tan bonito”? O esto de “no sé que hacer con esto, pero es que me gusta tanto”. Pues el otro día nos cruzamos con la cosa más bonita y más estéticamente dulce que hemos visto en los últimos tiempos. Y su belleza es inversamente proporcional a su utilidad o uso práctico. Claro. Pero alimentar la vista es tan placentero como necesario (y por eso creamos este rinconcito) así que el post de hoy lo hemos llenado de helados de flores.

Composiciones tan bellas como las fotografías que las captan. Puro placer estético hecho con cucuruchos de helado y flores de todos los colores imaginables. Hedonismo elevado a la máxima potencia, pero…¿tiene algo de malo? Todo lo contrario. Viva el deleite y viva los helados de flores.

1 // 2 // 3 //  4 // 5 // 6 

1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 

A ver no os vamos a mentir, con un cucurucho de estos relleno de helado de chocolate también somos felices. Que alimentar la vista está muy bien, pero un helado de chocolate es un helado de chocolate.

Feliz jueves y hasta mañana.

Publicado en: Diseño
Etiquetas: , , .

Deja un comentario