La chaqueta vaquera: la prenda de entretiempo que sobrevivirá siempre

Creo que a lo largo de mi vida solo he tenido tres chaquetas vaqueras (y aún muero por dar con la primera que tuve, a saber dónde estará, una pieza vintage en toda regla). Me recuerdo toda mi infancia con una que me quedaba gigante y que me harté de llenar de pins que fui coleccionando los años 90. Luego tuve otra que “tuneé”, a comienzos del milenio, con un parche rockabilly que compré en el primer viaje a Madrid que hice con mis amigas. Cuando volví a Málaga me creía lo más (pobre de mí). Y ahora tengo una de Zara que me regaló mi madre hace unos años y que pervive temporada tras temporada sin importarle(me) el año en el que está y las tendencias que se llevan en ese momento. Sí amiguis, la cazadora vaquera es la prenda estrella del entretiempo (que ni frío, ni calor, ni todo lo contrario) y nos acabará sobreviviendo a todos.

Más o menos tuneadas, con más o menos abalorios o más o menos ajustadas a la talla… la chaqueta vaquera siempre queda bien, siempre favorece y va con todos los estilos. Hemos hecho un concienzudo trabajo de investigación para dar con esta conclusión, ojo, y para muestra… este collage.

Vía 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 

Y por si aún quedaba alguna duda… por aquí hay más.

Vía  1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 

Así que ya sabes, la cazadora o chaqueta vaquera es tu aliada en estos tiempos de fríos y calores que nos tocan hasta que llegue el verano total… Si no tienes, es fácil hacerte con una y si no… siempre puedes rescatar la de tu infancia/adolescencia. ¡La cazadora eterna!

¿Os gustan? ¿ Las lleváis normalmente?

Besotes y nos vemos mañana por aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.