El poder hipnotizador de las cebras y cómo funcionan en (casi) todo

¿Sabías que las rayas de las cebras tienen una función social y sexual? Nosotras tampoco, pero leyendo un poco para hacer este post, nos hemos cruzado con algunas características que nos han llamado muchísimo la atención. Sus patrones en la piel (son negras con rayas blancas y no al revés) les sirven para diferenciarse entre ellas y también llamar la atención del sexo opuesto. Además, hemos aprendido que pese que a que las cebras son de la misma familia de los asnos y los caballos… nunca han podido ser domesticadas por el hombre. ¡Maravillosas! Pero tranquilidad, que este post no es un tratado sobre animales, no nos hemos vuelto locas (por ahora), pero esta pequeña introducción nos sirve para contaros por qué las cebras (y su particular piel) sirven e inspiran para casi todo. 

Tanto en decoración como en moda, el “estampado” de cebra funciona desde siempre, incluso su adaptación a productos infantiles… quizá menos explotado que el print de leopardo (o tigre), su poder hipnotizador se ha usado para numerosos diseños y en numerosas épocas. Quizá lo primero que se nos venga a la cabeza sea pensar en un estilo “safari” o “africano”, pero nada más lejos de la realidad. La cebra es más versátil de lo que piensas y si no… ojito a al resto del post.

Vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 

Quizá en decoración sea donde más funciona la cebra, pero no es lo único. En moda, se lleva usando de hace décadas y en habitaciones infantiles es todo un acierto.

Vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 

¿Os gustan las cebras? ¿Tenéis algo que inspirado en su piel? Yo tengo unos zapatos que tienen mil años, son unas mules que me compré cuando se llevaban allá por el inicio del 2000 y, aunque no han vivido sus mejores épocas estos años atrás, son unos de mis favoritos. Y después de saber algo más sobre las cebras… ¡mucho más!

Buen jueves y hasta mañana.

Publicado en: Decoración, Diseño.

Deja un comentario