Cumplir años, ser una viejoven y otras reflexiones de miércoles

Justo ayer cumplí años: 33 para ser exactos. Depende de la edad que tengáis, os parecerá una nimiedad o una edad lo suficientemente lejana a la vuestra como para entenderme mayor o joven para según qué cosas. Eso es lo bonito de los años, que a todos nos llegan (y esto es buenísima señal), todos pasamos por todas las edades pero siempre nos sigue distanciando la misma.

Cuando era joven (¿más?), no me esperaba esto de mí con 33. No tengo hijos, no estoy casada ni tengo una casa. Vivo de alquiler, trabajo de lo que estudié y tengo pareja – vaya resumen-. Y digo que no me esperaba esto de mí, porque hace años me imaginaba a mí misma distinta, adulta y mayor. Los 30 parecían una barrera y la sensación era de que alguien vendría con una varita mágica a tocarte sobre la cabeza y a decirte: ya eres una viejuna (bueno, esa palabra antes no se usaba, pero más o menos eso). Y qué queréis que os diga… yo soy la misma de siempre.

No nos queremos poner trascendentales, no es nuestro estilo ni tampoco queremos que se nos malinterprete, pero hacíamos esta pequeña reflexión para hablar de las mujeres y la edad. Es cierto que los años siguen persiguiendo a las mujeres cuando se refiere a la maternidad, pero por qué para el resto. Es decir, todavía seguimos oyendo a nuestro alrededor frases del tipo “es muy vieja para ir vestida así”, “esa mujer está ya muy mayor”, “mira la vieja esa”, “qué arrugada está”, “se cree que tiene 20 años”. Las mujeres de cierta edad desaparecen cada vez más de las escena pública y las que están son vapuleadas por su pelo, su vestimenta, sus arrugas y sus canas.

Esto necesitaría de una reflexión y un debate mucho más profundo, este blog probablemente no sea el lugar más adecuado, pero no queremos que sea uno de esos sitios en el que siempre aparecen mujeres jóvenes y tersas, de piel lisa y pómulos marcados. Si lo piensas… vamos a ser adultos la mayor parte de nuestra vida, si hacemos caso a los datos… viviremos la mayor parte de ella con canas y arrugas.

Está muy manida la frase, pero es que así… el estilazo no entiende de edad.

inspiracion-viejoven

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 

inspiracion-viejoven-2

Fotos fichadas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 

inspiracion-viejoven-3

Estilazo en 1 // 2 // 3 // 4 

Lo que sí es verdad es que los 30 de ahora, no son los hace décadas. Ni los 40, 50 ni 60. Pero a las mujeres se nos sigue preguntando la edad. En fin. Viendo estas fotos… yo de joven quiero ser como ellas. ¡Qué grande es la palabra viejoven!

¿Cómo os veíais “de mayores”? ¿Creéis que a las mujeres nos persigue nuestra edad? Abramos el debate, ¿no?

Publicado en: Trapitos
Etiquetas: , , , .

6 Comentarios

  1. ANA
    Escrito el 26 Octubre, 2016 a las 10:37 | Enlace permanente

    Opino que ser viejo o joven está en la cabeza más que en el exterior…

  2. Escrito el 26 Octubre, 2016 a las 11:21 | Enlace permanente

    Estoy de acuerdo, el estilo no depende de la edad, hay quien lo tiene y es para toda la vida. También hay que reconocer que ponerte una minifalda y un top por el ombligo con 60 años, pues no pega mucho. Por mucho que quieras seguir siendo joven, creo que hay que saber vestirse a cada edad, pero siempre siendo moderna e innovadora!estas fotografías de mujeres que has puesto me encantan, y espero vestir algún día como ellas :D.

  3. Escrito el 27 Octubre, 2016 a las 10:15 | Enlace permanente

    No nos ha podido gustar más vuestro post, sólo con las imágenes que habéis elegido dan ganas de echar a correr hacia los 70,…. con vuestro permiso os comparto en nuestro FB.

    Gracias por vuestra dedicación.

    • Celia
      Escrito el 27 Octubre, 2016 a las 10:58 | Enlace permanente

      Hola Pilar, gracias a ti por mensajes como éste 😉 Nos alegra que te haya gustado e inspirado. Caminaremos hacia los 70, 80 y los que vengan ¡ojalá!

Deja un comentario