Ideas para un primer cumpleaños (en la trona de Ikea)

Es inevitable, sí, lo es. Inevitable pensar en el primer cumpleaños de Manuela y que no se me vaya la mente a globos, guirnaldas y tartas bonitas. Aún falta, no es que quiera que llegue, más bien detendría el tiempo y disfrutaría al máximo de su torpeza al intentar gatear y su único dientecillo asomando por la encía durante algunos meses (o años) más. Pero su primer cumpleaños llegará y como es inevitable pensar en bonitismos varios… qué mejor que compartirlos por aquí.

Vía

Leer más

Receta para un cumpleaños fetén

¡Hoy es mi cumple! Sí, otra vez. Antes de empezar a escribir este post, he releído los que he escrito llegado este momento en otras ocasiones. Me pongo en modo intensa cuando cumplo años, pero este año no. Son 35. La mitad de una vida (muy bien vivida, oye) y en este post voy a dejar la nostalgia a un lado para daros la receta de las cosas que me gusta hacer el día de mi cumpleaños.

Y lo he llamado receta, porque varias de las cosas que más me gusta hacer el día de mi cumple es comer. Una que es una gorda mental (y no tan mental). Así, que hagan apetito.

Tomarme una michelada y unos tacos para comer. Soy una auténtica fan de la michelada. Sé que es la típica bebida que amas u odias. Mi favorita en Madrid la ponen en Taquería Mi Ciudad. Un teletransporte directo a México en sólo un sorbo. Si ya de paso cae un taco de mole, pues ya soy feliz.

Comerme un helado. Mucho mejor que una tarta, dónde va a parar. Un rico helado para que en los 35 siga siendo y estando tan fresca como siempre.

Escuchar y cantar mis canciones favoritas. No va a faltar en mi playlist mucha La Casa Azul, que es la mejor solución para frenar la bajona.

Releer el poema Cumpleaños de Ángel González. Un clásico en estas fechas. Ojo, que ya me ha salido el lado intensito.

Yo lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños.

Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.

Cenar con mis amigas. Parece un plan simple, pero según te haces mayor, quedar entresemana no siempre es tan fácil y estas quedadas son las mejores. Si de postre cae un amaretto o un Moscow Mule, yo ya.

Esta es mi receta para un buen cumpleaños y hoy la pienso aplicar al pie de la nota.

¡Feliz cumpleaños para mí y feliz día para todos!

Cumpleaños bonitista

Hoy es el cumpleaños de Pablo. Mi chiquitín se hace mayor y, por supuesto, hay que celebrarlo. Y ya sabemos que la moda ahora es ir a los parques de bolas, pero la verdad es que nosotras somos mucho más de las fiestas de toda la vida. Nos encantan los cumples en los que no faltan las mediasnoches de nocilla, ni los ganchitos, ni refrescos variados para todos los gustos. Eso sí, siempre dándole a todo un punto bonitista.

Por eso, hoy hemos seleccionado varios detalles que nunca pueden faltar en un cumpleaños bonitista. Os los chivamos a continuación:

  • Globos. Ya sea colgados en la pared, en forma de guirnalda o creando un bonito arco. Son un elemento decorativo indispensable para dar el toque de color y de alegría a la fiesta.
globos cumpleaños
DIY visto aquí.
  • Los sándwiches y las mediasnoches. De jamón y queso, salami, chorizo… Y, por supuesto, los de nocilla. Encantan tanto a pequeños como a mayores.
sandwiches cumpleaños
Vía
  • Tabla de quesos. Un aperitivo que a nosotras nos encanta poner y que suele triunfar también, sobre todo, entre los más grandes.
Fuente
  • Refrescos para todos. No nos gusta que nadie pase sed así que no puede faltar una zona reservada para las bebidas. Los zumos, por ejemplo, colocados en un surtidor tan bonitista como el de la foto, y las cervezas, bien fresquitas en un cubo de zinc.
Visto aquí y aquí
  • Tarta de galletas y chocolate. Un clásico riquísimo que tampoco puede faltar. Además, la receta es tan sencilla que hasta los más pequeños pueden echar una mano para hacer su propia tarta.
Receta disponible aquí

Todos estos detalles, combinados con música buena de fondo y un rato de juegos en la calle, seguro que dan lugar a una fiesta de lo más bonitista, ¿no os parece?

Y a vosotros, ¿sois de los cumples de siempre o preferís los «maravillosos» parques de bolas? 😉

¡Feliz lunes!

Nuestro cumpleblog y alguna que otra cosilla

Este pasado lunes, cumplimos 6 años con el blog. Nos da la sensación de que no porque la vida pasa muy rápida cuando somos adultos… pero en estos 6 años han pasado muchísimas cosas. Nos han pasado a cada una de nosotras y le han pasado al proyecto Bonitismos, que ha ido cambiado con las tres. Han cambiado los blogs, ha cambiado su consumo, nos ha absorbido Instagram, hemos tenido altos y bajos, pero ahí seguimos. Y eso, creednos, nos hace felices.

Tarta vía

Leer más

Cumplir años, qué movida

Hoy me voy a regalar una lista de spotify por mi cumpleaños. Un cumpleaños que más que total es un cumpleaños vital. Porque cumplir años, qué movida.

A veces una se siente tan joven y tan vieja, como un rolling stone.

Pero todavía te emborrachas,

todavía cierras los bares.

Como una Sabina sin bombín.

Y piensas, si este es el viaje, llegaremos hasta el final.

Descalza o con tacones.

Porque de vez en cuando la vida nos besa en la boca,

y otras veces nos escupe en la cara.

No sabes cuántas veces te tocará tropezar,

cuántas veces te arrepentirás y cuántas veces no encontrarás el sentido.

Pero te volverás a levantar,

te volverás a emocionar,

volverás a quemarlo todo,

para empezar de nuevo.

Otra vez.

No sabes si mirar hacia arriba o hacia abajo.

Hacia atrás o hacia delante.

Te armas de paciencia.

Suena esa canción.  Es el momento de volar.

Porque quieres ser siempre joven,

y a veces lo consigues.

Es tu vida y aunque tienes la sensación de que es ahora o nunca,

nunca es ahora.

Tú también puedes cantar eso de que pase lo que pase, lo hiciste a tu manera.

Con la lección aprendida, dejas de preocuparte, porque sabes que pase lo que pase, nada saldrá bien.

Pero ya ganaste una vez.

Así que una vez más, vamos a celebrar.

Ponte los zapatos de baile.

Porque sí, somos jóvenes.

Y hoy sólo quieres divertirte.

Sin miedo a gritar como si fuera el último día.

Estás lista para la pista de baile.

Vas a bailar a medianoche en una fiesta mental.

Porque tus botas están hechas para avanzar y no se van a parar.

Porque no será peor, seguro que es mejor.

Sí, cumplir años es una movida, pero como me han dicho más de una vez, no cumplirlos sí que sería una movida.

Así que muchas felicidades para mi, ¡y que el año que viene tengáis que aguantar de nuevo mi chapa existencialista!

¡Feliz martes!