Hello, it’s me

Hello, it’s me. Ya lo dijo Adele y hoy lo repetimos nosotras, como un canto -casi mantra- desde estos 33 años recién cumplidos. Hola nuevos tiempos. El síndrome pre-cumpleañeril siempre nos trae un poco de melancolía, de esa sensación de no estar viviendo lo que deberíamos y de que el tiempo pasa demasiado rápido. Pero luego llega el cumpleaños, la celebración, las velas y el soplarle al tiempo. Con ganas de decirle: hola, soy yo y esta vez seré yo la que pase por encima de ti.

Hola, soy yo la que quiere sacar de cada día un trozo (o varios) de felicidad. No deben ser grandes, nos bastan los pequeños. Y vamos a buscarlos con fuerzas renovadas.

Hola, soy yo, la que va a intentar ver lo bueno, por encima de lo malo.

Hola, soy yo, la que intentará tomarse la vida menos en serio. Trabajando seriamente por crear y disfrutar de la risa.  Y si en algún momento hay lágrimas, hola, soy yo, la que después las recordará riendo.

Hola, soy yo, la que buscará en medio del caos, esa gota de calma. Y aunque a veces sea tan difícil como encontrar la aguja en el pajar, no dejaremos de buscarla.

Hola, soy yo, la que ha aprendido que ni lo bueno ni lo malo son para siempre. Y hay que saber disfrutar lo uno y dejar pasar lo otro.

Hola, soy yo, nosotras, las que hemos venido a celebrar que esta vida es nuestra y que la viviremos por el lado más salvaje y bonitista.

 

Hello neón / Hola bordado / Hello señor / Bonjour Madame / Hola!  /

Y sí, hola, soy yo, la que sigue aquí. Que sabemos que lleváis cantándolo mentalmente durante todo el post.

¡Buen finde de decir hola a la vida!

Publicado en: Planes bonitistas.

Deja un comentario