10 imágenes que demuestran que el macramé mola

Nos ha saltado la alerta Pinterest. Esto quiere decir que de repente en nuestros tablones de inspiración se cuela algo que nos llama la atención. En esta ocasión la alerta ha sido por el macramé. Es cierto, que no es nuevo y de hecho ya habíamos hablado de él en capítulos anteriores. Pero ahora el macramé está por todas partes. No deja de ser curioso, que una técnica que se remonta a 2.300 años antes de Cristo (dato de Wikipedia), esté de moda y que además mole. Por eso hoy os traemos 10 imágenes para demostrarlo.

Leer más

Una nueva vida para la porcelana

Hace muchos años, mirábamos ese mueble del salón. Popularmente conocido como «el mueble bar», aunque de bar tenía poco. Más bien era un expositor de recuerdos y objetos. Entre ellos: los platos de porcelana decorativos. Ha pasado el tiempo, las modas han cambiado y ya no tenemos muebles-bar (gracias) ni tampoco un resumen de souvenirs en las estanterías. Pero la porcelana… ay, la porcelana nos gustaba. Y ahora está en peligro en extinción. Por eso nos encanta este proyecto, se llama Revolver y ha llegado para darle una nueva vida a los platos de porcelana.

Leer más

Imprimiendo los recuerdos del verano

Canon PIXMA

Antes de irnos de vacaciones, recibimos un e-mail del equipo de Canon, que nos ofrecía probar su nueva impresora Canon Pixma (modelo TS8250, concretamente). Nosotras que nos emocionamos con cualquier cosa, con una impresora, ya ni te digo. Porque nos hemos dado cuenta de una cosa: nuestro carrete del móvil está lleno, pero nuestros álbumes de fotos están cada vez más vacíos o prácticamente no existen. Y no sé vosotras, pero a mí las fotos me gusta tocarlas e incluso poder estamparle un beso de vez en cuando. También mola romperlas si sale un ex al que ya no quieres ver ni en pintura. Eso desfoga.

Así que recibimos nuestra impresora Canon Pixma y decidimos estrenarla imprimiendo los recuerdos de este verano 2019 que ya casi se nos escapan. Nosotras somos un poco torpes con todo lo que requiera cables, por eso, lo primero que os queremos contar es que es superfácil imprimir. Puedes hacerlo desde tu móvil a través de su app Canon Print y también usando Airpint en iOS o Mopria en Android. Así te evitas tener que ponerte a seleccionar fotos, enviártelas al correo, descargarlas en el ordenador … Si además tienes tarjeta de memoria, puedes meterla directamente en la impresora.

Una vez configurada (bien), nos pusimos a imprimir nuestros recuerdos del verano: piscinas, espetos, islas griegas, puertas bonitas y el primer verano de Manuela iban saliendo rápidamente y lo mejor… ¡a una muy, pero que, muy buena calidad! Alguna vez hemos ido a imprimir fotos y el resultado no ha sido tan bueno.

Otra cosa que nos ha gustado especialmente es que puedes imprimir fotos directamente en cuadrado (bye bye, tijeras) y que no dejan bordes blancos, que eso no siempre es posible con todas las impresoras.

Además, con esta impresora no solo puedes imprimir fotos, sino que además puedes crear tus propios imanes con el papel fotográfico magnético especial de Canon. Y lo que no esperabais, ¡pegatinas para las uñas! Como os lo contamos. Nosotras no nos vemos pasando del rojo clásico de nuestra manicura a las pegatinas, pero sí que es una buena forma de pasar una tarde con los más peques de la casa.

Por cierto, gracias a la impresora, hemos descubierto el Creative Park de Canon, un espacio donde puedes descargar todo tipo de recursos para imprimir y hacer tus propias creaciones.

Seguro que estáis pensando, “ya, todo esto muy bonito, ¿pero donde pongo una impresora en mi piso cuqui?”. No te preocupes, la impresora está disponible en blanco y su tamaño no es descomunal. Así que puedes encontrarle un rincón sin que se te vaya el feng-shui.

En fin, que estamos encantadas con el regalo de Canon y que a partir de ahora, nuestros recuerdos no sólo se quedarán en la nube, sino que bajarán a tierra para que los podamos mirar, tocar, besar y hasta hacer añicos.

¡Feliz Miércoles!

Cinco recetas para viajar a Grecia

Parece que hace ya una eternidad, pero este verano me fui de vacaciones a las islas griegas. Como la Preysler y Mario Vargas Llosa, con la única diferencia de que ellos tenían un yate y yo una pulsera de interrail. No sé cómo fue su viaje, pero el mío fue una maravilla. Y además de sus encantadoras islas con sus infinitas playas de aguas cristalinas, me quedo con su fabulosa cocina. Así que como no puedo traeros sus playas, en este post hoy recopilo cinco recetas para incorporar ya de ya a nuestra cocina.

Leer más

Este verano hemos leído (y mucho)

Al despedirnos, antes de nuestro clásico parón veraniego, hicimos una lista de libros que queríamos leer este verano. Y hemos cumplido con la lista a rajatabla y hasta con nota. Las horas en la playa, en ferries, aviones, trenes, aeropuertos, piscinas, a la sombra. Ahora nos ponemos las gafas de pasta, para hacer el resumen de nuestras historias de verano.

Leer más