Abrigos largos para resistir al fresquete invernal

Desde que estuvimos en París (hace ahora algo más de un año para la boda de una amiga), no paro de buscar el abrigo largo perfecto. Pero largo… largo, largo con ganas. El motivo es que todas las muchachas estilosas que nos cruzábamos por las calles lo llevaban, vamos, en París no eres nadie si no llevas un abrigo que te llegue a los tobillos. Ahora con el frescor y las rebajas… (vale que aún tengo la barriga), creo que ese momento está más cerca. Yeah.

Abrigazo vía 

Pero lo peor de todo es que no son fáciles de encontrar… por qué Sr. Amancio, nosotras no entender nada. Todos los abrigos que se ven ahora en tiendas llegan a la rodilla o un poco más abajo, pero nosotras queremos más… y eso que ninguna de las tres somos Gisele Bundchen. En camel es nuestro favorito, pero en negro o azul nos maravilla también. De corte más clásico o el siempre de moda “oversize”… pero eso sí, que llegue o se acerque al tobillo.

Y nos preguntaréis…¿aptos para bajitas? Bueno, todo es verlo puesto… pero nosotras decimos que sí.

Vistos en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8 // 9 

Ay, será porque es viernes o porque con esta barriga no me puedo comprar en estas rebajas otra cosa que no sea zapatos y abrigos… será eso. ¿Abrigos largos larguísimos sí o abrigos largos no? Opinen ustedes…

Nosotras, de momento, os deseamos feliz viernes y un primer finde maravilloso de vuelta a la rutina. ¡Hasta el lunes!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.