Vaqueros ¿demasiado rotos?

vaqueros rotos celia

Probablemente fue el primer DIY que hice en mi vida y, por entonces, no se le ponía ni nombre, simplemente era romper los vaqueros. En la década de los 90 las abuelas se echaban las manos a la cabeza y decían aquello de “pero cómo puedes llevar ropa así de rota, eso no está bonito”, pero unos vaqueros rotos… eran lo más. Acordaos… Tú, unas tijeras, unos jeans antiguos y una tarde de domingo… era la ecuación perfecta.

Vamos, que eso me pasó a mí ayer.

vaqueros rotos celia

Enajenada por el fin de semana, cogí la tijera y ras. Y además me hice foto y la estoy compartiendo hoy en el blog… como egobloguer no valgo un duro, pero ¿creéis que se me fue la mano?

Antes de que aplaudáis o abucheéis delante de la pantalla, os dejamos una pequeña escala de “rotura vaqueril”. Vaqueros rotos para todos y en todas las medidas. Desde las tímidas rajas en las rodillas y zonas raspadas…

vaqueros rotos 1

Vaqueros rotos vistos en 1 // 2 // 3 // 4 

Hasta los muy rotos. Locura con la tijera, la lija o el rallador que usamos para el limón (herramienta indispensable para este tipo de DIY).

vaqueros rotos 2

Vaqueros muy rotos vistos en 1 // 2 // 3 // 4 // 5

Y de la locura con la tijera, hay gente que ha pasado a pelearse con ella directamente. De hecho, hay propuestas en la que diríamos que hay menos tela vaquera que piel.

vaqueros rotos 3

Vaqueros ¿demasiado rotos? vistos en 1 // 2 // 3 // 4 

Venga, ahora con todos los datos… ¿vaqueros rotos sí o no? ¿y cuánto de rotos?

Un debate de altura para el lunes, jejejee, ¡ánimo con la semana!

Hasta mañana, bonitistas.

Oda a la camiseta blanca

camiseta blanca 1

Una camiseta blanca es algo que podemos comprar una y otra vez temporada tras temporada. Para llevarla bajo un jersey, para hacer deporte o para vestir… llegado este tiempo la forma que más nos gusta. No sé, en mi caso, cuántas puedo tener guardadas en el cajón…Y siempre estoy en busca de la camiseta blanca perfecta.

camiseta blanca 1

(Imagen vía Pinterest

¿Recordáis la escena final de Pretty Woman en la que ella va vestida con unos pantalones vaqueros (actualmente llamados Mom jeans), una blazer azul y una camiseta blanca? Bueno, pues ese look es uno de nuestros favoritos y ya sea en versión pitillos y camiseta estrecha o más masculina… nos encanta. Ahora bien, estaréis diciendo: yo es que con una camiseta blanca parece que voy a hacer deporte. Mmmm, puede ser, pero el truco está en elegir la camiseta blanca adecuada y combinarla sin miedo. Como siempre, para muestra un botón. Camiseta blanca + vaqueros… ¡apuesta ganadora!

camiseta blanca ref

Imágenes fichadas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6

Pero si pensáis que la única combinación ganadora es con vaqueros… ay amigos, todo lo contrario. Quizá más arriesgado, pero quizá también mejor resultado. ¿Os habéis puesto alguna vez una camiseta blanca (normal y básica) para salir?

camiseta blanca 2

Visto en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7

Un homenaje a un básico imperecedero, económico y apto para todos los cuerpinis…¿os apuntáis a la camiseta blanca?

Y no, no vale la de la Panadería Pepita 😉

¡Qué tengáis buen miércoles y hasta mañana!