La silla Emmanuelle o pavo real, un clásico bonitista

silla emmanuelle 2

No nos podemos creer que en este blog no hubiésemos hecho un post dedicado a la silla Emmanuelle o silla pavo real, el otro día caía en la cuenta… muy mal. Muy poco podemos aportar ya acerca de esta vieja conocida de los bonitismos mundiales decorativos, pero es que no nos podemos resistir a dedicarle unas líneas a este objeto de deseo. Y nunca mejor dicho lo de deseo, porque esta silla se popularizó a raíz del estreno de la película erótica francesa de 1974 Emmanuelle. Ojo, es la primera vez que mostramos pechis por aquí, juas juas.

emmanuelle cartel

El origen realmente de esta pieza está en el siglo XIX y era el mobiliario que se usaba en las casas coloniales francesas del Pacífico Sur, de ahí ese aire exótico que tienen y que actualmente aporta un aire boho en cualquier decoración que se usen. Normalmente es de ratán o mimbre (del que somos muy fans) y no fue hasta principios del siglo XX cuando se empieza usar en casas europeas y estadounidenses en principio en exteriores por su material… pero más tarde empezó a funcionar muy bien en interiores. Total, que actualmente la silla Emmanuelle es un clásico que queremos en cualquier casa bonitista que se precie.

silla emmanuelle 2

Visto en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 

La silla en cualquier color es acierto seguro, pero quizá sea su opción original y natural la que más nos convenza. Combinada con alfombras tipo kilim y plantas es el combo ideal. ¡Nos encanta muchooooo!

silla emmanuelle 1

Sillas vía 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 

¿Y qué nos decís sobre la silla Emmanuelle y pavo real y su combinación con cáctus…? Ay, a estas alturas de semana solo pienso en la cerve del viernes, que me tocaron (pura puntería) unas entradas para ver el Málaga-Madrid en octubre del año pasado y que por fin ha llegado el día y que quiero una silla de éstas para casa, aunque no haya ningún hueco libre para ponerla.

Hemos hecho una búsqueda rápida y vemos que lo más económico es comprarla de segunda mano, no tenemos muy claro si está a la venta a precios “razonables” actualmente…¿qué información manejáis? 😉

Nos vemos por aquí mañana.

Telas estampadas, porque todo no van a ser flores

telas estampadas

¿Un cojín de calaveras? ¿Un sillón con al cara de Frida? ¿Un mantel ‘tatuado’?? Sí, rotundamente sí. Cuando pensamos en telas estampadas para casa, lo primero que viene a la cabeza son flores, rayas, lunares o cuadritos, pero hay un mundo telil ahí fuera que hoy hemos querido recoger en este post. Algunas amigas bonitistas ya se han lanzado, ahí están las sillas Frida de Roci (holi!) o la banqueta de calaveras de Carmen (hola hermani!)… son las primeras que conocemos que ya se han lanzado con estampados diferentes. Este tipo de telas estampadas son caras, sí, y no son fáciles de encontrar, pero para algo pequeñito merecen la pena y aquí están las bonitistas para localizar las más chulis. ¿Qué no os las imagináis? ‘Don guorri’, que tenemos esta bonica selección.

telas estampadas

Hay muchas tiendas online extranjeras que las venden, pero éstas las hemos localizado en Dawanda. Quizá sea el mejor precio que hemos encontrado y las podéis ver en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8 // 9

Pero si todavía no veis muy bien cómo pueden funcionar estas telas estampadas, Pinterest siempre es un buen lugar para encontrar un poco de inspiración. Cojines o sillones tapizados, un toque diferente para la casa nunca viene mal.

telas estampadas ideas

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8

¿Qué nos decís de las telas estampadas un poco “diferentes”? Ojo, que las flores nos siguen encantando, pero esas bailarinas hawaianas nos están poniendo ojitos para venirse a casa… jejeje.

¡Qué tengáis un buen día y nos vemos el próximo día por aquí! Recordad que en julio, hemos bajado el ritmo… pero no el bonitismo 😉 Seguimos activas en redes sociales, ehh

La silla Panton, una moderna de los 60

silla panton comedor

¿Conocéis la silla Panton? Seguro que sí, ya que es una de las más famosas del diseño industrial y es que posible que la hayáis visto en más de una ocasión, si no en directo… en algún que otro blog o publicación de decoración. Nosotras sabíamos de su existencia, pero no de su historia, así que no está de más indagar un poco en una sección que podemos llamar ‘historia deco’ (por ejemplo).

silla panton

La silla Panton fue creada por el arquitecto y diseñador danés Verner Panton y el señor muy avispado le puso a la silla su apellido. La creó en 1960, pero no fue presentada hasta el año 1967 para la firma suiza Vitra.  Una silla apilable realizada de una sola pieza de poliuretano, las más modernas ya son de polipropileno (palabros) y hoy en día está disponible en seis colores diferentes, aunque nuestra favorita en la blanca. Y una curiosidad, para que no nos den gato por liebre, las originales están marcadas con el logo de Vitra y la firma del diseñador bajo el asiento y la parte trasera del pie. Quizá pueda parecer una pieza algo fría, pero mezclada en los ambientes con otros materiales como la madera es, sin duda, combinación ganadora. Si aún no os convence del todo… mirad, mirad cómo queda en comedores.

silla panton comedor

Fichado en 1 * 2 * 3  * 4 * 5 * 6 * 7

Pero esta silla tan especial no sólo funciona en el comedor combinada con otras sillas o con mesas de madera. En otros espacios funciona también bien. Es que ‘La Panton’ es mucha Panton (no confundir con ‘La Panto’).

silla panton otros espacios

Panton vistas en 1 * 2 * 3 * 4 * 5 * 6

Y después de ver estas imágenes, estaréis con nosotras que pese a estar a puntito de cumplir 50 añazos, el diseño es hoy en día la mar de moderno ¿o no? Eso sí, aquí viene la parte menos bonitista del asunto, su precio: 975 € la Classic y 228 € la versión de polipropileno, mejor esta última. Sí, mejor. Igual que la silla Tolix de la  que ya os hablamos en algún post, pasa a ser de nuestras piezas favoritas, eso si… nos conformamos sólo con una.  

¿Tenéis alguna silla favorita? ¿Algún diseño clásico que sumar a la lista y crear necesidad al personal? Venga, ayudadnos, creemos entre todos la lista de ‘historia deco’ y así nos aprendemos palabros que siempre mola soltar en cualquier conversación mundana 😉 Nos vemos mañana bonitistas.

Reciclaje de muebles: ¿por qué me han tirado a la basura?

reciclaje mueble

Es un secreto a voces que se encuentran verdaderas joyas en las basuras de este país, lo cual para los que somos amantes del reciclaje de muebles, nos da cierta vidilla. Que si vas pasando con el coche y te paras en doble fila al tener el flechazo, que si te pones a mirar a los lados a ver quién pasa por la calle mientras merodeas por tu presa (a nadie le gusta que le vean alrededor de un contenedor, claro), que si te vas con tu tesoro a casa sin querer toquetearlo mucho por si acaso…

Ese ha sido nuestro caso esta semana, con la pequeña diferencia, bah, insignificante… de que esta vez pringué a mi señor padre para hacerme el trabajo sucio. Camino del trabajo, con la hora pegada, teléfono: Papi, acabo de ver dos butacas preciosas en el contenedor al lado de casa, me encantan, puedes echarle un ojillo, a mi no me da tiempo. Mi padre: venga, a ver si puedo. A la hora siguiente, mi padre por SMS (es un vintage y se resiste al ‘guasap’): silla en tu casa, ya se habían llevado una. ¡Yuhuuuu! Y es que mirad, mirad.

reciclaje mueble

Allí estaba ella, con su compañera ahora en otro hogar, poniéndome ojitos. Ya está en casa y lo mejor es que apenas necesita pintura, sólo un buen lavado. Y es que somos muy fans de este tipo de muebles, las sillas y butacas de mimbre y cada vez es más complicado encontrarlas. Tanto para interior como para exterior… es un elemento decorativo precioso. Seguro que tenéis alguna fichada por ahí que es perfecta para reciclar, darle una manita de pintura, un cojín y nueva vida. Si no nos creéis, atención a este muro de inspiración.

reciclaje mueble

Imágenes fichadas en 1//2//3//4//5//6//7//8//9

Siempre lo decimos, pero que ¡viva el reciclaje! Quizá no deberíamos decirlo muy alto y así dejar que la gente con cosas chulis en casa las siga tirando para que los contenedores sigan siendo un filón. Así que guardad el secreto y estad bien atentos a partir de ahora…

¡Hasta mañana bonitistas basurillas!