Ilustraciones y música para viajar a París

París es siempre una buena idea. Si a eso le sumas que Patri, nuestra amiga parisina también es siempre una buena idea, el éxito está asegurado. Es un plan sin fisuras, que diría Torrente. Esta tarde un tercio bonitista vuela hacia París con muchas ganas de risas, vino y en vez de rosas, crepes de Nutella.

Y no para daros envidia, sino para contagiaros nuestras ganas de París, hemos elegido unas ilustraciones muy bonitistas para hablar de algunas de las cosas que más nos gustan de la ciudad.

La vida y las micro-historias que hay en sus calles. En cualquier esquina, hay algo a punto de suceder. Serán demasiados visionados de Amelie, pero París tiene ese “je ne sais quoi” del que no puedes huir y sólo quieres formar parte de sea lo que sea que esté sucediendo. (Ilustración de Lissy Marlin).

Sus edificios son únicos y provocadores de torticulis. Son un escenario pensado para mirar una y otra vez y no cansarte jamás. Observarlos y pensar que quizá, por qué no, tú eres una vecina más. (Ilustración de Alicia Varela)

Calles y edificios dan paso a encantadores cafés, donde los protagonistas de esta película parisina que nos estamos montando, reflexionan, se enamoran, se separan y leen a Jean Paul Sartre. Quizá no es así y simplemente como unos mortales más hablan del Gran Hermano francés, de cómo quedó el día anterior el Paris Saint Germain o de cómo se dispara el precio de la luz. Oh, la la. Pero como es nuestra película y nos gusta más la primera opción. (Ilustración de Ana Varela)

¿Y qué es una película sin banda sonora? Como estamos enganchadísimas a nuestra faceta de djs, le hemos puesto música con acento francés y la hemos convertido en una lista de Spotify, que suena así de bien.

Puedes seguir la lista haciendo click aquí.

¡À bientôt, bonitistas!

Publicado en: Planes bonitistas
Etiquetas: , .

Deja un comentario