Envolver regalos con tela

Creo que tengo un retraso. Y no mental. Lo veo en la calle, en los anuncios y en el catálogo de El Corte Inglés. Pero a mí el espíritu navideño aún no me ha bajado. No sé si será hormonal o si será la triste madurez, pero este año no tengo muchas ganas de fiestas navideñas. Me parece una época artificial, en la que tienes que ser feliz porque es lo que toca (y no el Gordo). Y no me voy a poner aquí a explicar si soy feliz o no, pero me gusta serlo porque sí y no porque toque salir feliz en la foto con cuernos de reno. Sí, el bonitismo existe porque también existe este lado más gris. Y así compensamos.

Aún así voy a intentar ponerme en modo navideño y no tan navideño, porque lo que viene sirve para cualquier época del año. La Navidad cada vez se ha vuelto más esa época del año en la que toca regalar. Y regalar nos gusta, lo de que sea por imposición, ya podemos hablarlo también en otro post. Pero ojo, que me estoy poniendo en modo navideño y me desvío.

Una de las cosas que nos proponemos cada día es intentar ser un poco más sostenibles. Cuando se trata de regalar existe un gran desparrame de papel de regalo, que se va directamente a la basura. Por eso hoy, os presentamos ideas para que los envoltorios de vuestros próximos regalos tengan una segunda vida después de la sorpresa. Tachán: ¡envolver con tela!

1 // 2 // 3

Estas ideas estás basadas e inspiradas en una técnica japonesa que se llama Furoshiki. Realmente el nombre de esta técnica hace referencia a un trozo de tela cuadrado. Se usa para envolver y también para transportar. Si buscamos un trozo de tela bonito o un pañuelo, el envoltorio de regalo podrá servir como complemento o incluso para que su destinatario le de una segunda vida.

1 // 2 // 3

Y si ya nos venimos más arriba y queremos echar mano de aguja e hilo, podemos hacer confecciones muy sencillas para crear bolsitas de regalo de distintos tamaños. En los links tenéis tres opciones la mar de apañadas y resultonas. Después, las bolsas se podrán usar para guardar cosas e incluso como mini neceseres. ¡Regalo doble!

Si queréis encontrar telas preciosas, os recomendamos que echéis un vistazo a nuestro post de tiendas donde comprar telas bonitas.

Pido perdón de antemano y antebrazo por el primer párrafo de este post, pero oiga, preferimos ser sinceras. Luego nos tomaremos unos mazapanes, unos polvorones y un poquito de cava y hasta cantaremos por villancicos.

¡Buen jueves!

Publicado en: DIY
Etiquetas: , , .

Deja un comentario