Una pequeña reflexión de amor

Sin corazones ni lugares comunes. Sin críticas descarnadas ni apelación a lo comercial. Sin almíbar que lo bañe ni azúcar que lo mejore.

¿Cómo se escribe un post un día como hoy? No era obligatorio, claro que no, pero ¿era necesario?

El amor mueve las canciones, las películas, los libros, las cartas guardadas en latas, las fotos, el arte… ¿y el mundo? No creo, no estaría tan patas arriba.

Vía

El amor empuja a los “te quiero”, “te echo de menos”, “me gustas”, “me encantas”, “me haces reír”, “quiero que vuelvas” y a los “no te vayas tan pronto”. También lleva a los “quiero más”, “vámonos juntos”, “no te preocupes, saldrá bien”, “espero a que llegues” y a los “tenía ganas de verte”.

Vía 

Pero el amor no es solo tú y yo. Hay más. Estoy yo, está lo que me gusta y los que me rodean. El amor también es creer que puedo…y hacerlo. El amor es humor. Y risas, copas y besos. Porque me río, las bebo y los beso yo.

Vía 

Y para ti, ¿qué es el amor para ti?

Más allá de santos, valentines y chocolatinas… ¡feliz día! (nada más y nada menos).

¡Hasta mañana!

Publicado en: Planes bonitistas
Etiquetas: , , , .

Deja un comentario