Una pequeña reflexión de amor

Sin corazones ni lugares comunes. Sin críticas descarnadas ni apelación a lo comercial. Sin almíbar que lo bañe ni azúcar que lo mejore.

¿Cómo se escribe un post un día como hoy? No era obligatorio, claro que no, pero ¿era necesario?

El amor mueve las canciones, las películas, los libros, las cartas guardadas en latas, las fotos, el arte… ¿y el mundo? No creo, no estaría tan patas arriba.

Vía

El amor empuja a los “te quiero”, “te echo de menos”, “me gustas”, “me encantas”, “me haces reír”, “quiero que vuelvas” y a los “no te vayas tan pronto”. También lleva a los “quiero más”, “vámonos juntos”, “no te preocupes, saldrá bien”, “espero a que llegues” y a los “tenía ganas de verte”.

Vía 

Pero el amor no es solo tú y yo. Hay más. Estoy yo, está lo que me gusta y los que me rodean. El amor también es creer que puedo…y hacerlo. El amor es humor. Y risas, copas y besos. Porque me río, las bebo y los beso yo.

Vía 

Y para ti, ¿qué es el amor para ti?

Más allá de santos, valentines y chocolatinas… ¡feliz día! (nada más y nada menos).

¡Hasta mañana!

Holi corazón

corazon san valentin

Que San Valentín es invento del demonio comercial, lo sabemos. Que los corazones son lo más cursi de este mundo mundial, es vox populi. Pero, no nos hemos podido resistir y hoy os traemos un empacho de corazones, sí, así, sin paños calientes. Vale que hay corazones y corazones, os prometemos que no todos destilan almíbar y en su justa medida tienen su gracias. Para la casa, ropa interior o incluso para vestir… no nos vais a poder negar que nuestra recopilación tiene su gracia. Venga, celebremos San Valentín en el blog como se merece… ¡aquí va una ronda de corazones!

corazon san valentin

1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8 // 9 // 10 // 11 // 12 // 13 // 14 // 15

Arriba esos corazones y a disfrutar del día, que aún estamos a mitad de semana… pero ya se ve la luz al final del viernes.

¿Quién se apunta a esta ronda de corazones? ¿Os gustan? ¿Sois de San Valentín?

Besos castos y  hasta mañana corazones (era imposible no decirlo).