Una pequeña reflexión de amor

Sin corazones ni lugares comunes. Sin críticas descarnadas ni apelación a lo comercial. Sin almíbar que lo bañe ni azúcar que lo mejore.

¿Cómo se escribe un post un día como hoy? No era obligatorio, claro que no, pero ¿era necesario?

El amor mueve las canciones, las películas, los libros, las cartas guardadas en latas, las fotos, el arte… ¿y el mundo? No creo, no estaría tan patas arriba.

Vía

El amor empuja a los “te quiero”, “te echo de menos”, “me gustas”, “me encantas”, “me haces reír”, “quiero que vuelvas” y a los “no te vayas tan pronto”. También lleva a los “quiero más”, “vámonos juntos”, “no te preocupes, saldrá bien”, “espero a que llegues” y a los “tenía ganas de verte”.

Vía 

Pero el amor no es solo tú y yo. Hay más. Estoy yo, está lo que me gusta y los que me rodean. El amor también es creer que puedo…y hacerlo. El amor es humor. Y risas, copas y besos. Porque me río, las bebo y los beso yo.

Vía 

Y para ti, ¿qué es el amor para ti?

Más allá de santos, valentines y chocolatinas… ¡feliz día! (nada más y nada menos).

¡Hasta mañana!

Tarjetas para San Valentín sin que parezcas cursi

Sí, amigos, mañana es San Valentín. Otra vez. La cita con el romanticismo más rancio de champán, bombones y rosas. Y no, eso no es bonitista. Ya sabéis que no somos fans del regalar por regalar y de las celebraciones por compromiso. Pero el bombardeo de corazones es inevitable y nos hace sacar un lado cursi (que sin duda tenemos) y nos vemos tarareando Tu canción (bendito primer amor televisado). Pero para tenerlo todo bajo control, cumplir (sólo un poquito) con la tradición y decir Te quiero a quién se lo merece, hoy os traemos una ronda de tarjetas para San Valentín que no te harán parecer la más ñoña o ñoño del lugar.

Eres mi persona favorita, pero a veces eres un cabrón / Con lo mal que me caíste cuando te conocí / You take my breath away / Quiero estar

Sin duda un toque de humor y cinismo es la clave para que este San Valentín, además de besos, haya buen rollo y risas.

Por si acaso // I love you to the Death Star and back // I love you even when you fart // Eres como llegar a casa

Bonitos lugares comunes, esos “no hace falta que me regales nada”, los pedos como señal de amor eterno, declaraciones frikies o la liberación de llegar a casa y quitarte el sujetador. El amor no es solo un arcoiris y unicornios voladores.

Happy Day // Tom Hardy // Forever Alone // Ryan Gosling

Y si el 14 de febrero te pilla compuesta y sin novio, seguro que no eres la única. Seguro que hay un montón de gente a la que quieres con locura y le puedes endulzar el día con una de estas divertidas tarjetas para San Valentín (otro San Valentín). Porque sí, Forever Alone, pero together. Siempre juntas.

Si te has quedado con ganas de más y quieres ideas para celebrar San Valentín, en estos cinco años de blogs, te hemos dado muchas ideas, puedes echarles un vistazo aquí.

Sea como sea y con quién sea, que hoy y mañana tengas un gran día.

Nuestro plan para San Valentín: cócteles y música

Feliz San Valentín, corazones. Es el único día que nos podemos permitir creernos Anne Igartiburu. Aunque lo cierto, es que nuestro espíritu en este día es más flamenco, más María Jiménez. Como este es nuestro cuarto San Valentín detrás de este blog, ya sabéis cómo pensamos. Y si sois nuevos por aquí os lo recordamos: creemos que este día tiene mucho más de marketing que de amor, porque el amor verdadero no es sólo uno y se puede celebrar todos los días. No te hace falta un novio (o novia), un marido (o esposa) para celebrar el amor y tampoco tiene que ser hoy. Tienes toda la vida y todos los días. Pero hoy, corazones, vamos a pintarnos los labios rojos y un año más, vamos a vestirnos de enamoradas de la vida, aunque a veces duela. 

Da igual que tengas churri (si alguien nos llama así pedimos asilo político en la Conchichina) o seas un corazón solitario, nuestro plan para San Valentín funciona tanto para parejas como para amigas. E incluso nos atrevemos a decir, sin ánimo de fomentar ningún tipo de adicción, que hasta para disfrutar en solipandi. Porque este San Valentín vamos a brindar. Y nada de brindar con una yonkilata, es un día especial, ya lo dice El Corte Inglés. Así que hoy brindamos con cócteles especiales para San Valentín.

Mimosa de frambuesa / Vodka y fruta de la pasión / Cinnamon & Whiskey Sour / Camparty Punch

¿Y por qué brindamos? Que cada cual levante su copa y elija el motivo. Quizás podemos brindar porque puede que el amor exista, aunque no dure para siempre. Brindamos por la vida, por el salto de Dirty Dancing y por la escena final de Oficial y Caballero, pero sobre todo brindamos porque sabemos que el amor no es una escena de película. Y brindamos por nosotras, por NOSOTRAS en mayúsculas y por todas las personas que nos ayudan a creer que el amor, en algún lugar y de distintas formas, existe.

Y después del brindis, que empiece la música. Como ahora vamos de djs con nuestras listas de Spotify, os hemos preparado una nueva lista: Muero de amor para que améis, brindéis y cantéis a pecho descubierto.

Puedes seguir la lista aquí.

Aceptamos sugerencias de grandes temazos de amor (como veréis nuestro gusto es bastante ecléctico) para hacer la lista Muero de amor aún más grande.

¿Cuál es tu plan para San Valentín? Hagas lo que hagas, ¡no te olvides de brindar (por ti)!

Bonus track: En este link, tienes todos los post que hemos escrito para San Valentín con recetas, imprimibles para tu DIY amoroso y hasta unos toppers bonitistas para una cena especial.

Holi corazón

corazon san valentin

Que San Valentín es invento del demonio comercial, lo sabemos. Que los corazones son lo más cursi de este mundo mundial, es vox populi. Pero, no nos hemos podido resistir y hoy os traemos un empacho de corazones, sí, así, sin paños calientes. Vale que hay corazones y corazones, os prometemos que no todos destilan almíbar y en su justa medida tienen su gracias. Para la casa, ropa interior o incluso para vestir… no nos vais a poder negar que nuestra recopilación tiene su gracia. Venga, celebremos San Valentín en el blog como se merece… ¡aquí va una ronda de corazones!

corazon san valentin

1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8 // 9 // 10 // 11 // 12 // 13 // 14 // 15

Arriba esos corazones y a disfrutar del día, que aún estamos a mitad de semana… pero ya se ve la luz al final del viernes.

¿Quién se apunta a esta ronda de corazones? ¿Os gustan? ¿Sois de San Valentín?

Besos castos y  hasta mañana corazones (era imposible no decirlo).




5 imprimibles del amor para San Valentín

Ayer me sorprendí a mi misma volviendo a casa, pensando en este post que tenía que escribir y tarareando Y es que el amor... de Siempre Así. Esto es una confesión en toda regla. Pero esa canción folclórica y que probablemente no se colaría en mi lista de Spotify, me recuerda a un verano, el verano del amor, en el que cualquier persona, animal o cosa podía ser y era del amor: el informático del amor, las perras del amor o el brunch del amor.

Fue un verano que sembró la semilla, sin saberlo, del bonitismo y si hoy estoy aquí escribiendo este post, es en parte por ese verano del amor. Así que en plan homenaje, este post sanvalentinero tiene el mismo apellido “del amor”, porque no se me ocurren muchos amores mejores que el que ese verano teníamos por vivir. Esto suena a abuela cebolleta, pero San Valentín me pone más nostálgica que romántica.  Si a vosotros no os puede la nostalgia y Cupido os llama con las flechas del DIY, aquí tenéis 5 imprimibles del amor para quererse un poquito más que ayer, pero menos que mañana.

5 imprimibles

Reparte amor día a día: El amor no lo marca un día en el calendario, así que bien vale este imprimible de Fácilysencillo para quererse bien todos los días un poquito.

Chequera de cupones: No tenemos dinero, tenemos besos. Los vales siempre son muy recorridos, que todavía nos queda cuesta de enero en los talones y esta chequera de MiLowCostBlog es además bonica, bonica.

Gafas de corazones: Para hacer ojitos a esa persona que te gusta y que por fin capte el mensaje (y no piense que eres vizca), nada mejor que estás gafas del amor.

Caja de dulces: Conquistar el corazón y el estómago, 2×1 en este imprimible, donde no falta el confetti.

Nuestra love story:  Hacer repaso a esa historia de amor en esta pequeña carta, que puede acompañar cualquier regalo o el mejor beso. (Oye, pues parece que asoma la vena cursi).

Si este San Valentín te pilla compuesta y sin novio, busca a esas personas que convierten tu invierno en verano del amor y brinda por ellas con un DIY o mejor, con una buena copa de vino.

Y es que el amor… 




¡Feliz Martes!