En esta boda hay mucha pluma

Todos hemos soñado alguna vez con volar. Con sacar nuestro lado más pájaro y venirnos arriba, literalmente. Poder escapar, poder saltar. Sentirnos como Dumbo y sólo con una pluma ser capaces. Valientes. Ay, las plumas. Algo tan simple que es capaz de llevarte tan lejos. De recordarte momentos y otros vuelos.

Hace más de dos años, mis plumas y yo acabamos en el Burning Man. Ese lugar mágico del que nunca terminas de volver. En septiembre haciendo un homenaje a Mecano, una de esas personas que siempre seguirá girando hacia el centro del corazón, dirá “sí quiero”. Su boda se va a convertir en nuestro particular Burning Man y quizá alguna de esas plumas que tanto nos hicieron volar se cuelen en una boda muy mona.

bodas con plumas

Para darle ideas (o no), hacemos hoy este paseo por bodas con mucha pluma. Empezamos por la decoración. Las plumas bien nos valen para montarnos un altar, el photocall con más likes en Instagram, decorar mesas y tartas o incluso convertirse en una alfombra que marque el camino hasta el altar.

ramos novias plumas

Y de la decoración a unos ramos, totalmente distintos, donde plumas se cuelan entre flores y se convierten en auténticas protagonistas.

novias con plumas

Seguimos volando alto y ya que estamos a muerte con las plumas, queremos novias que se sientan auténticos cisnes. Pequeños apliques, capas o faldas. Elementos pensados para ser una novia diferente y auténtica.

plumas

Aquí viene la joya de la corona y que fue el punto de inspiración de este post. Los tocados. Ay, los tocados. Se requiere tener ovarios, ser atrevidas y sobre todo, querer estar radiante. Los hay sencillos con un toque de elegancia clásica y otros que nos llevan a un universo de libertad y diversión. Muy fans.

novios con plumas

Ellos tampoco se libran. Las plumas se cuelan en prendidos que dan un toque muy especial y original.

tocados plumas

Capítulo especial merecen las invitadas. Hay tocados de plumas para todas. Y para todos los gustos (y de todos los colores). Un toque muy especial que puede convertir un look sencillo en un look sensacional y con mucho rollo.

tocados plumas

Los tocados de plumas pueden ser coronas, pequeñas peinetas y hasta convertirse en grandes pamelas. Sólo depende de cuánto quieras volar. No hay límites.

Este viaje termina aquí (de momento). Nos declaramos fans de las plumas (usadas en su justa medida) y nos guardamos una en el bolsillo para cuando nos toque volar.

¡Feliz miércoles!

Una reflexión sobre “En esta boda hay mucha pluma

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.