Con buena letra

letras bonitistas

‘Tienes (o tengo) letra de médico’. ¿Cuántas veces hemos oído eso? Para escribir dedicatorias, pequeños carteles si nos venimos arriba para una cena especial, para los nombres de las invitaciones de las bodas… Es cierto que cada vez escribimos menos, pero cuando lo hacemos la letra  importa. Y más aún cuando estamos cada día rodeados de gente con una caligrafía tan bonita y cursos de lettering que apetece tenerlo todo escrito a mano. Para muestra un botón.

lettering

Cursos de Three Feelings , pizarra y cartel de Happy Letters y talleres de Project Party Studio.

Son nuestras favoritas y estamos deseando poder apuntarnos en breve a un curso de estos para mejorar nuestra letra. Pero,  modestamente y a modo autodidacta, nos hemos arrancado en alguna que otra ocasión con esto del lettering y bueno, en general, para cuando escribimos a mano tenemos algunas letras infalibles que siempre quedan muy decentitas. Así que hoy os proponemos tres ideas de letras para que cuando tengáis que escribir a mano, no dejéis escapar vuestra letra de médico o aquella ilegible (sólo para los demás) que usabais para coger apuntes.

letras bonitistas

Como veis, hechas a mano con todas las de la ley (tenemos ciertos problemas para las líneas rectas, jijiji). Una recomendación: las mayúsculas son más fáciles y siempre dan  mejor resultado. Con un poco de paciencia y un rotulador apañadito… ¡seguro que el resultado os encanta!

Esperamos que estas letras os sean útiles y que las pongáis en prácticas. ¡Nos vemos por aquí mañana, buen miércoles!




Vasito de leche, un estudio de decoración para contar historias

Nos gusta hablar de proyectos que aún están por estrenar. Parece que casi tuvieran todavía el celofán puesto. Y nos gusta, porque a la gente que hace cosas bonitas y se anima a hacer esa idea realidad, hay que ayudarla y apoyarla. Hoy os hablamos de Vasito de Leche (¿puede haber un nombre más molón?), un estudio de decoración muy especial y con muy buena letra.

Todos tenemos objetos en casa (algunos demasiados), pero esos objetos a veces están callados, no nos dicen nada. Vasito de Leche ha llegado para darle voz a jarrones, botellas, tarros y cualquier cosa a la que tú quieras darle voz. ¿Y cómo lo hacen? De la forma más especial del mundo, tú le cuentas una historia o anécdota, lo que te apetezca, y ellos escriben un cuento personalizado que después ilustran a mano en el objeto o superficie que tú elijas.

vasito de leche - estudio decoracion

Paredes, mesas, marcos, espejos… no hay lugar que se les resista. Su seña de identidad es la taza donde tomarte el vasito de leche, y como son más majetes que las pesetas, nos han hecho una personalizada con la historia que más nos gusta: nuestros nombre (sí, a veces somos un poquitín egocéntricas, pero sólo un poco).

taza Bonitismos

Así que ya sabéis si tenéis algún objeto o lugar en casa que está calladito y queréis que tenga cosas que contar para que nunca se olviden, es el momento de que os metáis en la web de Vasito de Leche. Y si no queréis perderle la pista y verlos en “vivos y en directos” en algún mercado o exposición de Madrid, seguidlos en Instagram.

¡Feliz jueves!