Qué hacer en Londres : Guía para el viajero bonitista

Good Morning, ladies and gentlemen! Uy, perdón, que nos ponemos de un británico que no hay quién nos pare. Hace unas semanas (casi se nos ha olvidado ya) estuvimos de escapada en la ciudad del Big Ben. De hecho, os mandamos una crónica en vivo y en directo desde el hostel de Londres más bonitista. Y antes de que se nos olviden los días de sol que tuvimos la suerte de disfrutar, nos hemos puesto manos a la obra para hacer una humilde y pequeña guía para el viajero bonitista sobre qué hacer en Londres. No os vamos a decir que vayáis a ver el Big Ben, el British (que también podría llamarse Pa’la saca Museum) o Picadilly Square, porque eso ya lo sabéis y seguro que os lo cuentan mejor en la Lonely Planet. Nosotras vamos a daros cuatro tips, ojo al control del inglés, para que disfrutéis bonitistamente de una ciudad maravillosa cuando sale el sol.

que-hacer-en-londres-bici

Nada de metro o autobús, aunque subirse a uno de los famosos rojos y ver Londres sobre ruedas y desde lo más alto también mola. Lo que es realmente bonitista es moverse en bici. Si no sois muy miedicas y eso de que conduzcan por la izquierda no os apabulla (te acostumbras enseguida), las famosas bicis Barclays son para vosotros. Es una forma barata: pagas 2 libras (two pounds) al día o 10 a la semana y puedes coger la bici gratis durante 30 minutos todas las veces que quieras. Consejo para controlar el tiempo: al coger la bici, activa el cronómetro (20 minutos), cuando suene te quedan 10 minutos para buscar un nuevo punto y esperar 5 minutos para cogerla una vez más. Además de ahorrar, harás ejercicio (lo que agradecerás en el tip número de 2 de este post) y conocerás de la ciudad de una forma diferente.

que-hacer-en-londres-galletas

Después de un paseo en bici necesitarás una recompensa. Y qué mejor que algo dulce como una galleta, pero no una cualquiera, sino Ben’s cookies. Probablemente las mejores galletas del universo y parte de otra galaxia. Puede que sean adictivas y buscarás la bici, sólo por la esperada recompensa. La galleta de triple chocolate puede que esté catalogada por orgasmo en algún diccionario. En la ciudad hay varios Ben’s cookies, puedes consultar las direcciones aquí.

que-hacer-en-londres-drink-do

Si esta tienda-local-bar existiese en Madrid o en Málaga probablemente seríamos parte del decorado habitual. Situada cerca de King Cross, Drink Shop & Do es como dice su nombre, una tienda, un bar y un lugar donde puedes hacer cosas como jugar a un bingo musical, talleres de montar robots de LEGO o asistir a una speed-date donde no hablas, sino que intercambias tu reproductor de música. El sitio no puede ser más precioso y probablemente te quieras quedar a vivir.

que-hacer-en-londres-mercadillo

Londres es la ciudad de los mercadillos. Así que no te puedes ir sin hacer una ruta completa. Portobello nos pareció el más auténtico. Si no te importa perderte los puestos que sacan a la calle los negocios de Notting Hill, merece la pena no ir en fin de semana y ver el espíritu del barrio sin tener que batallear con otros turistas (además no tendrás que luchar por un sitio para hacerte la foto en la puerta azul de la casa de Hugh Grant). Brick Lane es el más modernete, pero quizá el que tiene ropa y complementos con mejor gusto, ideal para un domingo. La parada previa en Columbia Road al mercado de las flores es imprescindible.

Candem Town es un clásico, que merece una visita, aunque a nosotras no nos volvió demasiado locas. Eso sí, hay una heladería, The Chin Chin Laboratorists, donde hacen helado con nitrógeno líquido y que además están riquísimos, los camareros son simpáticos y el sitio es bonitista. No se puede pedir más. Y ya que hablamos de comer, para papear, Borough Market, después de darte una vueltecita por puestos de mercado de toda la vida, nada mejor que elegir uno de los platos de todas las cocinas del mundo que encontrarás para decirle shut up! a tu estomaguito. Por mucho que nos hayan contado que la comida en Inglaterra es una cacota del whatsapp, no es del todo cierto. Hay comida bastante rica, pero no es inglesa, aunque en este mercado comimos un pastel de carne inglés, que nos dejó felices y satisfechas.

Además de estos cuatros consejos, Londres está lleno de parques, donde tirarse al sol, de tiendas donde querer ser mujeres ricas y de restaurantes y bares (comimos en un coreano genial) para viajar a todos lados sin moverte de allí. Así que para descubrirlos todos, habrá que volver. Y vosotros, ¿conocéis otros secretos bonitistas de Londres?

¡A por un martes very nice!

5 reflexiones sobre “Qué hacer en Londres : Guía para el viajero bonitista

Deja un comentario