Cinco recetas indonesias para que no me echéis de menos

Creo que con este post me voy a ganar el odio de nuestros seguidores. Pero hoy me voy de vacaciones. ¿Otra vez? Sí, otra vez. En mi favor, he de decir que mi último viaje no fueron vacaciones. Así que después de 10 meses largos (muy largos) de trabajo, llegan mis merecidas vacaciones. Pienso colgarme la mochila, que ya os hemos contado que están de moda, y recorrer Indonesia. Aunque el destino principal es Bali, donde si las tormentas eléctricas lo permiten, pienso dedicarme a contemplar la vida al borde del mar.

Pero para de alguna forma estar conectada con vosotros mientras estoy fuera, os dejo las cinco recetas de la cocina indonesia de las que me pienso hinchar, para que vosotros podáis hacerla en vuestras casas, donde espero no llegue la tormenta eléctrica.

recetas-de-indonesia

Rendang. Empezamos con un estofado de carne, que dicen recuerda al curry, pero no es exactamente un curry, sino una mezcla de especias e hierbas aeromáticas las que le dan el sabor característico.

Nasi Goreng. Según he leído, este arroz se toma para desayunar. No es algo que sólo pase en Indonesia, es muy frecuente en todos los países asiáticos. El arroz es casi nuestro pan. Aquí tenéis la receta, estad preparados para leer ingredientes raros y poneros en su busca y captura.

Gado Gado. Es la ensalada de Indonesia, que dependiendo de la región cambia sus ingrendientes. Se aliña con salsa de cacahuete.

Soto Betawi. Esta es la sopa típica de Indonesia, dicen que en Jakarta (la capital) es una de las comidas callejeras que encuentras en cada esquina.

Satay. Aunque en este post la receta es la versión thai, lo cierto es que es común en gran parte del sudeste asiático. El satay son brochetas de carne acompañadas de salsa de cacahuete. Sí, yo ya estoy salivando.

Ya nos conocéis, aún no tengo claro cuál será el itinerario final del viaje, pero sí sé lo que quiero comer. Seguiré publicando por aquí en diferido (como los despidos de ese partido) y os saludaré de verdad a la vuelta.

¡Sed felices! ¡Y que aproveche!

Publicado en: Cocina bonitista
Etiquetas: .

Deja un comentario