Costura DIY para las vacaciones

Ya huele a vacaciones y, como es lógico, no dejamos de pensar en planes para exprimir al máximo los días de verano. Escapadas, paseos, leer, reencuentros con amigos… Pero otra cosa que también nos encantaría es sacar algún rato para ponernos a coser.

Y hemos descubierto una web chulísima (The essentials Club) en la que tienen un montón de propuestas de costura DIY para ir a la última este verano.

Tienen diseños muy monos y sus tutoriales no parecen nada complicados. Traen los patrones, fotos con las instrucciones e, incluso, vídeos para que puedas quedarte bien con la copla. Así que tendremos que probar con alguno.

Os dejamos una selección de nuestros favoritos:

  • Vestido wrap. Favorecedor, fresquito y con pinta de ser bastante sencillo de hacer. Os dejamos el tutorial en este enlace.
  • Camiseta fruncida. Una prenda básica que siempre viene bien tener. Podéis ver cómo hacerla aquí.
  • Falda midi. La falda del momento puede ser nuestra y de manera muy sencilla (ver aquí).
  • Pantalón culotte. ¡Nos encantan! Porque son súper cómodos y se llevan muchísimo. Os dejamos su tutorial.

Todavía no sabemos con cuál de estos proyectos de costura empezaremos, pero seguro que alguno cae durante estas vacaciones. Y vosotras, ¿os animáis?

¡Feliz lunes!

5 patés vegetales para piscolabis veraniegos

No sé si seré yo, pero llega el calor y aunque no se me quitan las ganas de cerrar el piquito (que falta me hace), prefiero comer a pequeños bocados que con platos gigantes. Una de mis grandes aficiones, quién me ha visto y quién me ve, son los patés y cualquier cosa que se pueda untar sobre el pan.

Hoy respetamos esta afición, pero damos un pequeño giro con cinco recetas de patés vegetales, ideales para estos piscolabis veraniegos.

Paté de lentejas (By Danza de Fogones)

Aunque el ingrediente principal de esta receta son las lentejas, también incluye tomate seco, que nos chifla. Puede recordar un poco a un hummus, pero tiene pintaza.

Paté vegetal (By Directo al Paladar)

Seguimos usando las lentejas, pero ahora le sumamos un toque de setas y una berenjena. No suena nada mal.

Paté de berenjenas asadas by EcoHappyAndHippy

Dejamos las lentejas, pero nos quedamos con la berenjena para hacer esta receta de paté vegetal.

Paté de pimientos y nueces by El cucharón verde

Cambiamos de tercio con nuevos ingredientes que quedarán genial sobre nuestros panecitos en un piscolabis.

Paté de remolacha y anacardos by VeggieBoogie

Cerramos esta fantasía de patés con un toque de color, gracias a la remolacha unida a unos anacardos. La mezcla promete.

¿Qué os parece la propuesta? ¿Os animáis a incluir patés vegetales (más allá del hummus del Mercadona) en vuestros piscolabis y aperitivos de verano?

¡Feliz miércoles!

Playas españolas para enamorarse

Como buenas malagueñas que somos, nos encantan las playas. Nos parecen el sitio perfecto para desconectar. Desde pasear, leer, tumbarse a tomar el sol, dormir la siesta, darse un chapuzón… Da igual que haga frío o calor, siempre hay un plan chulo para hacer en ellas. Y desde vivimos en Madrid, las echamos mucho más en falta.

Pero afortunadamente en España, otra cosa no, pero costa no nos falta. Por eso hoy hemos recopilado 5 playas idílicas para escapar de la rutina aunque sea unos días:

  • Guilpilluri. Una cala pequeñita de Llanes (Asturias) pero rodeada de naturaleza y con muchísimo encanto. Aún no la hemos visitado, pero la tenemos en nuestra lista de pendiente.
Vía
  • Aiguablava. Begur tiene muchas calas preciosas pero si tenemos que elegir una, nos quedamos con la de Aiguablava. Su arena fina y blanca, sus aguas tranquilas, rodeada de árboles… ¡Nos parece el paraíso!
Vía
  • Bolonia. En general toda Cádiz y su costa nos enamora, pero la playa de Bolonia es una de las más espectaculares. Sus dunas, su agua cristalina, su entorno lleno de pinos y matorrales, las ruinas de Baelo Claudia… convierten a este lugar en el sito perfecto para volver una y otra vez.
Vía
  • Cabo de Gata. Un parque natural que sin duda merece la pena visitar. En él hay muchas playas maravillosas en las que perderse como la de los Genoveses, El playazo, la de las Negras, la de los Muertos… Todas con un paisaje árido de origen volcánico, con acantilados y aguas transparentes. ¡Una pasada!
Vía
  • Caleta de Maro. Por supuesto no podía faltar una playa malagueña y para nosotras la de Maro, en Nerja, la mejor. Rodeada de acantilados y con un paisaje salvaje, es un lugar perfecto para perderse.
Vía

Todas estas playas tienen reúnen las características idóneas para ayudarnos a desconectar de la rutina y recargar pilas, ¿no os parece?

¿Nos sugerís alguna más?

¡Feliz lunes, bonitistas!

Receta para un cumpleaños fetén

¡Hoy es mi cumple! Sí, otra vez. Antes de empezar a escribir este post, he releído los que he escrito llegado este momento en otras ocasiones. Me pongo en modo intensa cuando cumplo años, pero este año no. Son 35. La mitad de una vida (muy bien vivida, oye) y en este post voy a dejar la nostalgia a un lado para daros la receta de las cosas que me gusta hacer el día de mi cumpleaños.

Y lo he llamado receta, porque varias de las cosas que más me gusta hacer el día de mi cumple es comer. Una que es una gorda mental (y no tan mental). Así, que hagan apetito.

Tomarme una michelada y unos tacos para comer. Soy una auténtica fan de la michelada. Sé que es la típica bebida que amas u odias. Mi favorita en Madrid la ponen en Taquería Mi Ciudad. Un teletransporte directo a México en sólo un sorbo. Si ya de paso cae un taco de mole, pues ya soy feliz.

Comerme un helado. Mucho mejor que una tarta, dónde va a parar. Un rico helado para que en los 35 siga siendo y estando tan fresca como siempre.

Escuchar y cantar mis canciones favoritas. No va a faltar en mi playlist mucha La Casa Azul, que es la mejor solución para frenar la bajona.

Releer el poema Cumpleaños de Ángel González. Un clásico en estas fechas. Ojo, que ya me ha salido el lado intensito.

Yo lo noto: cómo me voy volviendo
menos cierto, confuso,
disolviéndome en aire
cotidiano, burdo
jirón de mí, deshilachado
y roto por los puños.

Yo comprendo: he vivido
un año más, y eso es muy duro.
¡Mover el corazón todos los días
casi cien veces por minuto!

Para vivir un año es necesario
morirse muchas veces mucho.

Cenar con mis amigas. Parece un plan simple, pero según te haces mayor, quedar entresemana no siempre es tan fácil y estas quedadas son las mejores. Si de postre cae un amaretto o un Moscow Mule, yo ya.

Esta es mi receta para un buen cumpleaños y hoy la pienso aplicar al pie de la nota.

¡Feliz cumpleaños para mí y feliz día para todos!

Regalos para súper profes

Se acerca fin de curso y los chats de madres y padres de coles y guarderías están que echan humo. Llegan montones de mensajes con ideas para elegir los súper regalos de los profesores. Y entre las propuestas hay de todo: tazas, pulseras grabadas, pañuelos, cojines gigantes… Todos ellos personalizados con fotos o dibujos de nuestros pequeños. Y claro, si nos paramos a pensarlo bien, ¿llenarán luego los profes su casa con las maravillas de nuestros hijos? Soy hija de profesores y la respuesta es NO.

Por eso hoy traemos algunas sugerencias que van desde un detalle DIY a regalos que requieren algo más de presupuesto, pero con un toque algo más práctico y bonitista. Por ejemplo:

  • Bolso de lona Pedrita Parker. Un regalo que nos parece práctico y con un mensaje gracioso que seguro arranca más de una sonrisa, tanto a profesores como alumnos.
  • Cesta Aperitivo Gourmet. Porque después de haber aguantado a nuestros pequeños durante todo el curso, es lo mínimo que se merecen. Además, en la Real Fábrica Española tienen un montón de propuestas diferentes: cestas dulces, saladas, para los amantes del vino… Incluso se puede hacer una al gusto. Nos parece una alternativa que seguro gusta.
  • Funda de ordenador personalizada. Dentro de las muchas opciones de objetos personalizados, esta nos ha parecido bastante útil y, además, original. Y se puede personalizar con dibujos de los niños, con sus manos, con sus nombres…
  • Tarro con birrete DIY. Un detalle simpático, fácil de hacer y, sobre todo, muy barato. Y se puede rellenar de chuches, bombones, monedas de chocolate… ¡Lo que prefiráis! Os dejamos el tutorial por si os animáis a hacerlo.

Y hasta aquí nuestras sugerencias de regalos para profesores. Y a vosotros, ¿se os ocurre alguno más?

¡Feliz lunes!