Fuentes sencillas y gratuitas para darle la bienvenida al buen tiempo

La Semana Santa en el Sur (en casa) nos ha hecho ansiar, aún más si cabe, que llegue el verano. Ya avisamos, el post de hoy no tiene nada que ver con nada de lo anterior pero sí que indirectamente está muy presente. De hecho, hoy os proponemos 9 fuentes sencillas y gratuitas para usar en vuestras creaciones. Siempre nos gusta recordar que este tipo de trabajos tiene un autor, alguien ha estado detrás dedicándole más o menos tiempo, y lo “gratis” muchas veces nos confunde a todos. Las fuentes gratuitas son en la mayoría de los casos para uso personal, a no ser que se especifique lo contrario; es decir, para creaciones que no tengan un fin económico.

Dicho esto… pasen, vean, disfruten y descarguen estas fuentes de líneas rectas y ¿minimalistas? que seguro que os van a encantar.

Manifiesto // Rawemgulk // Nixie One // Cítrica // BioRhyme // Lovelo // Zila Slab //  Basic Title // Parisish 

Nos entendéis ya cuando decimos que tenemos ganas de verano malagueño y atardeceres en la playa, ¿no?

De momento solo es un miércoles de abril, pero todo llegará… (risa maligna).

¿Os gusta coleccionar fuentes? ¿Qué tipos os gustan más? Buen día y nos encontramos por aquí mañana.

Guía bonitista de Nueva York: parte 2

-Yo: Hola, soy Celia y sigo embobada con Nueva York.

-Vosotros: ¡Hola Celiaaaa! Ya te conocemos, mujer. Recuerda: prometiste que éste sería el último post.

-Yo: Sí, sí, no os preocupéis, con este termino y ya os dejo en paz. Palabrita.

-Vosotros: Venga, en ese caso… ¡te leeremos hasta el final, pero no te enrolles mucho!

– Yo: ¡Vale, allá voy!

Conste que me he imaginado la conversación con vosotros tal que así, igualita igualita. Así que voy a ser breve e ir al grano con la guía bonitista de Nueva York: parte 2. Os recuerdo que hay una parte 1 (por si alguien se lo perdió).

Nueva York es cara, pero ¿existen los planes gratis? 

Sí amigos, como en toda ciudad hay planes gratuitos que con un poco de destreza y una pizca de tiempo dedicado al viaje podréis hacer. Seguro que si nos hubiésemos puesto a buscar más, los hubiésemos encontrado, pero os cuento los que yo hice. Empecemos por ir de público a un programa de TV. ¿Se os había ocurrido alguna vez? Quizá porque soy periodista y trabajo en un medio de comunicación, esto me hacía especial ilusión. Intentamos ir al Show de Jimmy Fallon pero las entradas se agotaron en dos nanosegundos. Pero sí conseguimos entradas para el show de verano de hace el mítico programa Good Morning America en Central Park. Y ¿quién nos tocó? Sí, nos tocó ser público de una actuación de Jason Derulo (me he enamorado también de Jason, pero éste es otro tema, ejem). No dejaban hacer fotos durante el programa, así que fui muy obediente y la foto que muestro (foto 1 ) es del ensayo. Podéis ver más info en esta web. Yo siempre que viajo utilizo el transporte público de la ciudad: metro, autobús… y aquí no iba a ser menos. Con la Metrocard (el abono de transportes de una semana con viajes ilimitados) puedes subir también en teleférico, sí, como lees (foto 2). Coger un teleférico ya me parece toda una atracción pero éste en concreto te lleva a la Isla de Roosevelt, un estrecho trozo de tierra situada en el río East River, entre Manhattan y Queens. Pero si hay un clásico en Nueva York del transporte gratis es el famoso ferry de State Island desde el que puedes ver la Estatua de la Libertad. Es verdad, la ves, pero todavía me pareció mucho más impactante observar el skyline de Manhattan (foto 3), una auténtica maravilla.

nuevayork bonitismos gratis

Otro plan que os recomiendo muy mucho es una visita a la Reserva Federal. Se trata de una visita guiada (eso sí, en inglés, ohh nooo) para 25 personas. No te dejan hacer fotos, ni siquiera sacar el móvil para mirar un mensaje o llamada, pero te dejan ver el oro. Mucho oro, cámaras de seguridad llenas de oro y más oro. Impresionante. Además, al salir tienen un detallazo y es que te regalan 150$ (o al menos eso dicen ellos) en dinero del que rompen allí mismo (foto 4). Estaría mejor que los billetes viniesen enteros, ¿verdad?, pero tiene su gracia. Encontráis más info aquí.  Y termino con un par de visitas más que podéis hacer de forma gratuita y que también os recomiendo: el Museo Memorial del 11S (foto 5), toda una experiencia, es gratis los martes por la tarde. Y el Moma, el museo de arte moderno de NY que es gratuito los viernes por la tarde. ¿Está lleno de gente y de turistas? Pues sí, pero es una forma de ver algunas de sus obras estrella sin pagar y sin pasar demasiado tiempo en él. Además, solo por ver la terraza… (foto 6) ¡tenéis que entrar!

Coney Island, ¿merece la pena? 

Sí y cien veces sí. Y eso que yo fui demasiado temprano por la mañana y aún no estaba abierto al público el parque de atracciones. Se tarta sobre una hora en metro desde Manhattan y solo por pasear por el escenario de tantas y tantas películas… ya es un sueño hecho realidad. Además, esta zona es muy diferente a lo verás por NY y con un viaje en metro parece que te has cambiado de país. El paseo marítimo, neoyorquinos haciendo deporte, paseando… no sé, me parece una visita más que recomendable. Además, allí es donde se realiza el concurso más famoso del mundo de comer perritos. Y quién es el guapo que se planta en Coney Island y no admira el panel de las grandes estrellas del hot dog.

Un día en Brooklyn

Esto es pura magia. Mi primer contacto con Brooklyn me gustó tanto que tuve que repetir… dediqué un día y medio a recorrer esta zona de NY que es, sin dudarlo, el complemento perfecto a Manhattan. De hecho que una zona no tendría sentido sin la otra. Imprescindible cruzar el Puente de Brooklyn y perderse por el barrio de Dumbo (fotos 1 y 2). En esta zona, cogimos en autobús (el b62) y nos fuimos hasta la zona de Williamsburg. Primero la zona judía ortodoxa, que te deja de todo menos indiferente (foto 3) y unas cuantas calles más hacia arriba una de la zonas más “hipster” de la ciudad. Todos los modernos que se te pasen por la cabeza están allí reunidos. Pasamos por dos zonas que fueron un auténtico hallazgo: el parque de East River State Park (foto 4) y Grand Ferry Park (foto 5).

Y no hay mejor forma de terminar el paseo por Williamsburg que tomar una cerveza al atardecer en una “roof top”. Nosotros fuimos a Westlight y simplemente “a-lu-cin-na-mos”. Cero turistas y un ambiente que invitaba a quedarse allí toda la noche (lo de invitar es una forma de hablar, ya sabéis, no nos invito nadie, ya no hubiese gustado).

¿Es verdad eso de que parece que estás en una película todo el rato?

Sí y mil veces sí. De hecho, la friki de series como Sex & the City y Gossip Girl que llevo dentro se convirtió casi en un gremlim al contacto de sus piesitos con la ciudad de Nueva York. Vamos, que no pude evitar ir a sitios que salen en estas series. Y hacerles fotos. Y hacerme yo fotos en los lugares (estos documentos os los voy a ahorrar, jejeje).

Así que por aquí va mi paseo de película (más bien de serie) por NY.

Casi como un santuario, la casa (supuesta) de Carrie Bradshaw es un lugar obligado y diría que de peregrinaje si vas a Nueva York (foto 1). Está en Perry Street 66 y muy cerca se encuentra la famosa Magnolia Bakery, el lugar donde Carrie se comía los cupcakes con Miranda (foto 3 con espontáneo incluido) en 401, Bleecker Street. Y de la serie a la película porque si hay unas escaleras famosas con las que baja Carrie cuando Mr. Big la deja más plantada que un pino en la “no-boda”. Así que en homenaje a todas las veces que nos han dejado con la “cara partía”, tuve que ir a New York Public Library a ver dónde dejaron a esta chiquilla tirada (foto 2). Una boda que sí salió bien, o mejor dicho, que se llegó a celebrar fue la de Miranda en la serie y es una maravilla el jardín en el que se rodó (foto 4).

Y Gossip Girl no iba a ser menos. Sí, por si teníais alguna duda, me hice la foto en las escaleras del Met (foto 5) como si fuese yo amiga de toda la vida de Serena y de Blair (ja ja ja), os ahorro la foto y os dejo con la impresionante entrada. Y, ¿recordáis los lujosos apartamentos en los que supuestamente vivían Chuck y Serena? Pues se trata del New York Palace Hotel (foto 6) en 455 Madison Ave. entre 50 St y 51 St.

Me dejo mil fotos (literal) en el tintero, pero creo que he hecho un buen resumen de mi experiencia en Nueva York. Ya os decía al comienzo que mi idea era transmitiros mi experiencia y servíos de ayuda por si alguna vez os animáis a ir o a repetir.

Yo: Espero que os haya gustado y nos vemos pronto por aquí, ¡feliz día!

Vosotros: ¡Vale Celia! Y cállate un ratito, ¡anda chata!

5 láminas para empezar 2017 por todo lo alto

¿Cómo van esas cartas y encargos a los Reyes Magos? Nosotras estamos viviendo nuestra semana favorita de la Navidad y con el cuerpo casi que de medio vacaciones aún (aunque ya estemos de vuelta a la rutina, ¡holi 2017!). Entre propósito y kilo de más, hoy queremos compartir con vosotros 5 láminas para empezar el 2017 por todo lo alto. Que con ellas… la vida no va a ser mejor, pero sí más bonitista, y algo es algo, ¿no creéis?

Empezamos por una nuestra (ea, muy bonito, el burro delante), de nuestra cosecha, vaya. Pero para ser honestas, nos hemos inspirado en una pintada callejera que hay en una zona cada vez más bonita y especial de nuestra ciudad: Lagunillas. Si tenéis pensado pasar durante 2017 por Málaga, no dudéis en visitar esta zona en pleno centro y por supuesto, ¡preguntadnos! Os haremos una guía encantadas. Pero no nos desviemos, vamos con la lámina. ¿Cuántas veces las cosas no son ni blancas ni negras? Un montón, pero mejor que el gris…está el “grease”, ¿no?

lamina-grease-bloh

Descargar  la súper lámina Grease 

Pero no queremos ser acaparadoras y también nos hemos paseado por la red para completar nuestra selección con más imprimibles gratuitos. Ya sabéis, para uso personal solamente, ehh.

laminas-2017

Descargar lámina Impossible // Lámina Good things // Lámina nube // Lámina abecedario

Sí es cierto, se nos ha ido un poco la mano con el inglés, pero es cierto que la variedad es mucho mayor y hemos seleccionado de todo un poco. Desde las ideales para habitaciones infantiles, espacios de trabajo, sala de estar o pasillo. Da igual… la cosa es empezar el 2017 por todo lo alto.

Esperamos que os sea útil el post de hoy, que os haya gustado nuestra lámina Grease y que os la descarguéis ¡todooooos!

Nos vemos mañana por aquí.

Patrones de punto para esta primavera

Ya sabéis por el blog y por nuestro instagram que últimamente estamos un poco obsesionadas con esto de hacer punto. Le hemos cogido el truquillo a las dos agujas y en lo que llevamos de año hemos conseguido hacer un gorrito, unos patucos, un cuello… Y como no podemos parar de tejer, ya estamos pensando en nuevos proyectos para hacer de cara a esta primavera.

we-love-tejer

Y en nuestra búsqueda de cositas monas para hacer, nos hemos topado con unos patrones gratis que no podemos dejar de compartir con vosotros. Traemos ropita para vosotras, para los más pequeños y para la casa. Una selección que no tiene desperdicio.

  • Patrones de dos agujas para ellas:

Patrones-punto-primavera

  1. Jersey de primavera. Esta prenda de manga corta y en el color que más os guste, es perfecta para ponérosla cuando empiece el buen tiempo.
  2. Top de punto. De tirantes y con los laterales calados, ¡nos encanta!
  • Patrones de punto para bebés:

Patrones-punto-bebe-primavera

  1. Jersey de bebé. Para hacer con punto bobo y punto de arroz y si elegís ese color verde menta, mejor que mejor 😉
  2. Toquillas. Para los que ya dominen un poco el arte de tejer, estas propuestas de mantitas, en dos colores, son lo más.
  • Patrones para el hogar:

Patrones-punto-hogar

  1. Paños de cocina. Quedan tan bonitos que os dará hasta pena usarlos.
  2. Alfombra. Para colocar en el baño, al pie de la cama o incluso para llevárosla a la playa. Ésta es de nuestras propuestas favoritas.

Y hasta aquí nuestros proyectos para tejer. Siendo realistas, todos no podremos hacer, pero seguro que alguno cae ;). Y vosotros, ¿os animáis con alguno?

¡Feliz lunes!

El punto de cruz ya no es viejuno

punto de cruz 3

Porque hacer ‘labores’ nunca estuvo tan de moda, trapillo, bordados, vainicas, punto, crochet, ganchillo… y por favor, ¿dón hemos dejado el punto de cruz? Quizá esta labor tenga tan mala fama por culpa de aquellos escudos de equipos de fútbol y abecedarios imposibles que se enmarcaron entre los 80 y los 90´s, pero ya le toca un rejuvenecimiento. Hoy venimos a decir alto y claro que el punto de cruz ya no es viejuno. Y si no nos creéis, que lo dudamos, echad un vistazo a algunas labores que hemos recopilado.

punto de cruz 1

De arriba y abajo y de izquierda a derecha 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 / / 8

Viendo esto, estamos seguras de que os han entrado ya ganas de coger hilo y tela de cuadraditos para hacer alguna labor, por pequeña que sea. Afortunadamente ya no hay que comprar esas revistas con cenefas y labores barrocas, Pinterest es una fuente de inspiración continúa y de patrones gratuitos que se pueden seguir sin problema. Hemos escogido nuestros favoritos, entre lo infantil (¿a qué niña no le molaría tener una Frozen bordada en cualquier sitio?), lo friki y lo moderno. Que el punto de cruz también puede ser hipster.

punto de cruz 2

Los podéis ver a su tamaño real en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6 // 7 // 8

Hemos sido las primeras en actualizarnos y bordar, ehh, que somos las primeras en testar nuestros nuevos flechazos. Sí, nos diréis, un paño de cocina es lo más viejuno del mundo…pero no nos digáis que no queda mono con una inicial bordada. El ‘Pink Flamingo’ es lo más.

punto de cruz 3

Así nos quedó nuestra R (de Rocío) sobre paño de cocina mint… no tenemos remedio. El abecedario con flamencos lo podéis ver entero en este enlace.

Y terminamos este monográfico sobre el punto de cruz con un proyecto que conocimos hace unos días y que nos encantó. No sólo por lo que hacen sino por cómo lo cuentan, se llaman Y punto y ésta es su historia. Textual…

Concha es administrativa, experta pastelera, madre, suegra y punto.
Pannofino es ilustrador, mangiapasta, novio, yerno y punto.

Y suegra y yerno juntos rompen mitos sobre malos rollos y suman arte de diferentes generaciones para hacer cuadros y punto.

Porque esto va de puntos, de píxeles, de handmade y de digital, de hilos de colores, de cucadas, de retratos familiares colgados en la pared y punto. Es decir, no se hable más.

y punto

Y punto personaliza estos bordados sobre bastidor con tu familia, amigos incluso mascotas. Punto de cruz personalizado… ¡bonitismo puro!

Hasta aquí nuestro post de miércoles, ¿os animáis con el punto de cruz?

Feliz día y hasta mañana 😉