Estilo rural: lo rústico también vale en verano

Reconozco que soy más de playa que de campo, será el haber nacido y vivir en una ciudad costera (igual también mi catálogo de alergias a pólenes varios) imagino, que todo lo que sea arena, agua y chiringuito me convence más. Pero me pasa una cosa curiosa y es que esta regla no la sigo en decoración, me reconozco una enamorada del estilo rural, de los ambientes rústicos y de las ventanas con vistas a arboledas. ¿Qué me pasa doctora? Leer más

Una fábrica convertida en loft que te va a hacer llorar de emoción

Y en realidad de la envidia también, pero acabamos de empezar el mes de febrero… y empecemos con buenos sentimientos, ¿no? Y nosotras que pensábamos que lo de convertir una fábrica en un hogar solo ocurría en las películas, vamos y nos topamos con este loft sacado de “la manga” de una antigua fábrica textil. Eso sí, para verlo (o tenerlo) hay que irse a Philadelphia (muy buen queso de untar…¡era imposible no hacer la broma mala!).

La dueña se llama Liz y es una señora con un estilazo que te caes de espaldas y que trabaja en una tienda de objetos vintage y de segunda mano. La chiquilla ha convertido esta antigua fábrica de Northern Liberties en un loft súper luminoso y con un rollazo que quita el hipo. Hasta los antiguos maniquíes los usa como decoración (cosa que cualquier hijo de vecino tiraría al contenedor sin más…). Le ha quedado tan cuqui el apartamento(azo) que le han dedicado un “house tour” en Apartment Therapy (amamos esta web).


Hasta las escaleras ahí apoyadas en la pared le han quedado monas a Liz, es lo que se llama tener estilo y que el loft/fábrica no parezca una leonera.

Alucinamos con la manera de distribuir los espacios, la mezcla de muebles de Ikea y piezas vintage, que tanto recomienda todo el mundo pero que luego es más complicado de lo que predican llevarlo a al práctica, y la cantidad de plantas.

Pero si crees que ya lo has visto todo… guarda un poco de babilla porque aún hay más: la habitación del loft es una auténtica maravilla. Por las fotos, no tenemos muy claro por dónde se accede (y vale que esas escaleras un día que llegues piripi son más peligrosas que yo en las rebajas de Zara y a principios de mes), pero la mezcla de texturas y materiales nos parece bonitismo puro. Y qué decir del vestidor… y ¡oh! ¡wait! ¿esa es su colección de pantalones vaqueros?

Todas las imágenes son de Carina Romero para Apartment Therapy donde podéis ver más fotos de la casa

Así que amiguis, seguro que si hoy pasáis por algún polígono a las afueras de vuestra ciudad y veis una fábrica abandonada… seguro que ya la miraréis con ojitos golosones.

¡Quién sabe! ¡Hasta mañana!

Papel pintado en el baño, sí por favor

papel-pintado-bano-bonito

Podríamos pasarnos horas soñando con nuestra casa ideal y suponemos que coincidimos en esto con mucho de vosotros. Creo que si hacemos repaso de los posts que hemos empezado así, tendríamos que tener la casa de la Preysler (todavía se sigue poniendo de ejemplo a la mujer por el número de baños) para poder incluir todas las cosas que nos gustan de decoración. O tendríamos que tener varias residencias, como los ricos, la de invierno, verano, primavera, otoño, navidad, carnaval… ya por pedir. Así que hoy nos pedimos papel pintado en el baño, y lo pedimos por favor. ¿Papel pintado y humedad? – Esa combinación va a salir mal. Seguro que ya has pensado en eso, pero hoy en día los papeles han avanzado que es una barbaridad y siempre está la opción de usarlo en un aseo (opción casa de la Preysler, que yo solo tengo uno y pequeño).

Pero es que viendo estas monadas, no va a haber humedades ni inconvenientes que se resistan. Hemos hecho una selección de papel pintado de diferentes estampados… seguro que encontráis inspiración en alguno de ellos, palabrita.

Empezamos por baños con papel pintado de animales, desde la cebra, a los peces y cómo no… los flamencos.

papel-pintado-bano-flores

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 

Y sí, los pájaros también son animales, pero por su protagonismo en los estampados de los últimos años, merecen mención aparte.

papel-pintado-bano-pajaros

Baños vistos en 1 // 2 // 3 

Seguimos con los papeles pintados tropicales, quizá una de mis opciones favoritas. Este tipo de baños me tiene enamorada.

papel-pintado-bano-tropical

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 

Una opción que no está muy trillada es las de los papeles pintados con lunares. La verdad es que el resultado nos encanta y para baños infantiles puede dar un aire bien chulo.

papel-pintado-bano-lunares

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 

Y terminamos nuestra recopilación, con todo un flechazo. Este papel nos a enamorado, literalmente. Es una auténtica monada… in love.

papel-pintado-bano-bonito

Papel bonito visto aquí

Hasta aquí nuestra selección de papeles pintados bonitos, ahora lo que necesitamos es el baño para poder ponerlos… juas juas.

¿Qué os parece? ¿Os gusta el papel pintado, cuál escogeríais?

Nos vemos por aquí mañana familia…

 

Cabeceros que no son cabeceros o cómo dormir sin ellos

cabecero-estanteria

“No me gusta ningún cabecero”, “si pongo aquí la cama no me cabe un cabecero”, “¿tengo que poner cabecero obligatoriamente?”. Ay amigos, reflexiones varias de cualquier hijo de vecino recién mudado o con ganas de darle una vuelta a su casa. Vivir (y dormir) sin cabecero es posible sin que la habitación quede sosa, sobria, con la sensación de “a medio terminar” o sin que a nuestra abuela le dé un patatús (que las hay muy “fans de los cabeceros”).

En el post de hoy os proponemos varias opciones por si decidís prescindir de una pieza decorativa que tenemos grabada a fuego cual adicción y de la que, sí, amigos, se sale. Y lo mejor de todo… ¡son todos DIY y con unos presupuestos bastante ajustados!

cabecero-estanteria

1 // 2 // 3 // 4 // 5 

Leer más

Por soñar… cocinas con isla

cocina-islas-3

Si a vosotros os preguntan cómo sería la casa de vuestros sueños, suponemos que azulejo arriba, azulejo abajo, podríais dar bastante pistas de todo lo que tendría que tener. Por eso nos da mucha envidia sana y estamos siguiendo como si fuese una temporada más de Juego de Tronos cualquiera, el proyecto de #casadelossueñosBalamoda. Si os gusta la decoración y no la seguís… ¡estáis ya tardando! Si nos preguntáis a nosotras… nuestra casa soñada tendría que tener sí o sí… una cocina con isla.

Será porque somos niñas vividas en los 90 y hemos crecido viendo esas escenas del Príncipe de Bel Air, Cosas de casa y demás americanadas que nos metíamos en vena, con esas casas enormes y esas cocinas con las mismas dimensiones que mi piso de alquiler. ¡Tremendo! Y es más, confieso, podría vivir en una cocina de exposición de Ikea. Si tú también y sueñas con una isla en la cocina, éste es tu post. Pasen y vean… (y disfruten).

cocina-islas-3

Cocinas del amor vistas en 1 // 2 // 3 // 4 

De madera, con puertas, de piedra… pequeñas o que ocupen la inmensidad de la cocina. Nos gustan todas, me temo.

cocina-islas-1

1 // 2 // 3 // 4 

cocina-islas-2

1 // 2 // 3 // 4 

Y hasta aquí nuestro sueño despiertas. Snif. No sabemos cuándo llegará ni en qué momento de nuestra vida, pero sí sabemos que la cocina con isla está más cerca que ayer, ¿no?

¿Cuál es vuestro sueño si pensáis en la casa ideal?¿Qué no podría faltar? ¿Despacho, vestidor, zona de ocio?

Venga, contesten, que soñar es gratis y lo compartir lo bonito también. ¡Hasta mañana!