¿Y si no voy de blanco en mi boda? Vestidos para una boda de colores

vestidos novia bordados

Los tiempos cambian, afortunadamente. Pero hay tradiciones que se mantienen aún así pasen los años, afortunadamente también. Y una de ellas es sin duda que en nuestra cultura las novias vistan de blanco. Un color que hace décadas encerraba una simbología que ahora ya no tiene pero pese a todo… el color ha permanecido. Aún son muy pocas las novias que eligen un vestido que no esté en la gama de los crudos, blancos rotos, hueso o marfil. ¿Y esto por qué? ¿Qué opináis vosotros? Nosotras hoy nos hacemos una pregunta más… ¿y si no voy de blanco en mi boda? Y nosotras mismas nos la respondemos: ¡nos parece maravilloso!

Quizá lo más sencillo y menos disruptivo (cómo está de moda esta palabra) sea un vestido de color pastel. Desde azules, verdes agua (amor) hasta el fácil y favorecedor rosa y sus derivados. Si además lo acompañas de faldas interminables de tul… el éxito bonitista está garantizado.

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 // 6// 7 // 8 

Pero si ya que eliges un vestido de color… quieres un vestido de COLOR, así, en mayúsculas nos encantan las opciones de amarillo o verde. ¡Y la del vestido dorado ni os contamos!

vestidos novia colores

Novias ideales vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5 

Y terminamos con una de nuestras opciones favoritas: los vestidos bordados. Nos parecen que tienen un rollo y una personalidad ¡impresionante! Uno de los que sacamos hoy probablemente pertenezca a una de nuestras bodas favoritas del mundo mundial (y que ya sacamos en este blog). ¿Os imagináis cuál puede ser?

vestidos novia bordados

Imágenes fichadas en 1 // 2 // 3 

¿Te atreverías o eres de blanco riguroso? Si te has casado con un vestido que no sea blanco… por favor, nos encantará saberlo y mucho más verte si es posible. Y si no…¿defensores del blanco?

Hasta aquí nuestro post de hoy… ¡mañana más!

Novias vintage: inspiración años 20 de verdad “de la buena”

Adoramos ver fotos de bodas. Bueno, en realidad, adoramos ver fotos de novias. Y cuanto más antiguas mejor. La moda nupcial ha cambiado mucho, cierto, pero no solo nos atrapa eso. Nos hipnotizan las flores, las expresiones, las formas de posar, los adornos de las fotos… Y el post de hoy va dedicado a ellas. Novias vintage: inspiración años 20 pero de verdad de la buena. ¿Y eso qué quiere decir? Pues que hemos inundado las siguientes líneas de fotos de novias de los años 20… en blanco y negro.

Es curioso, los años 20 no es mi década favorita para inspirarme a la hora de vestir yo, pero sí lo es para pasarme horas y horas viendo la moda de la época. Me enloquece la forma que tuvieron las mujeres de esa década de romper con los establecido, enseñar sus brazos y piernas, cortarse el pelo y pintarse los ojos de negro. Y claro, si eso lo acompañamos de vestidos de novia… la mezcla no puede ser más perfecta.

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 // 4

Adoramos los vestidos llenos de tul, los tocados y casquetes, la forma de ponerse los velos… Los encajes, la mezcla de vestidos cortos con velos largos… y hablamos ahora de novias atrevidas… el atrevimiento nos parece ¡esto!

Vía 1 // 2 // 3 // 4 // 5

Nos encantan sus miradas, la languidez bohemia de muchas de ellas… esas medio sonrisas de la época que hacen que nos esforcemos en imaginar cómo sería la vida de estas mujeres. ¿Qué pensarían ese día? ¿se casaban con el hombre al que realmente amaban? ¿era para ellas especial el día de su boda?

Y las flores, qué decir de las flores. El exceso de los años 20 nos enamora, esos ramos y esos adornos en forma de centros gigantescos sobre alfombras. Simplemente…¡ma-ra-vi-llo-so!

Imágenes vistas en 1 // 2 // 3 // 4 // 5

Así que si queréis un traje de novia inspiración vintage y os gusta la década de los 20… no dejéis de indagar y bucear en ellas, en las mujeres que les tocó vivir en esa época y consiguieron dar un vuelco al mundo de la moda.

Seguro que a estas alturas ya has visto este vídeo, pero que pasa el tiempo y nos sigue pareciendo una hermosura. No podíamos acabar el post de hoy de otra forma… ¡Hasta mañana bonitista!

Pajes de boda, los niños son los protagonistas

Antes de comenzar, tenemos que sincerarnos. Es obligatorio confesar que tenemos nuestras dudas acerca de los pajes de boda, los niños y niñas que van delante de las novias y que en muchas ocasiones más les hacen a esos pobres niños una faena que un favor. Ciertas edades, y más si son chicos, deberían estar prohibidas, porque estamos seguras de que en un par de años esos pajes y damitas mirarán horrorizados esas fotos, los fajines y los cuellos imposibles que les (im)pusieron.

Confesión realizada, no podemos negarnos a que la mayoría de ellos son un amor. Los vestidos y trajes que se usan son cada vez menos pomposos y ya hay muchos novios que se atreven con algo más especial para sus bodas. Si os casáis en breve o sois padres de niños protagonistas en la boda de turno… no os perdáis este post. Avisados estáis…eh!

medidas-fotos-pajes-1

1 // 2 

Empezamos por los más clásicos. Vestidos fluidos y veraniegos mezclados con colores pastel y coronas de flores. Las niñas están preciosas y si hay niños, pueden ir con algunas bermudas de un color claro y camisa blanca. Fácil de combinar y de encajar en cualquier estilo de boda. Seguimos con el toque veraniego, pero esta vez añadimos alpargatas. Una de las obsesiones del verano. Las niñas con los collares no nos digáis que no están ideales.

medidas-fotos-pajes-2

1 // 2 

La siguiente inspiración viene de mano de tutús y zapatillas de ballet. Las damitas de bailarina son nuestro fuerte. Y es cierto que aquí el niño tiene poca cabida y difícil solución, pero algo seguro que se puede hacer con todos pastel sin necesidad de que queden fuera del cortejo.

medidas-fotos-pajes-3

1 // 2

Y si sois amantes de los sombreros y los canotiers… por qué que los pajes de vuestra boda no los luzcan también. Tanto niños como niñas están favorecidos y no hace falta que derrochemos tanta creatividad en el vestido. Un atuendo cómodo y sombrero…¡perfecto! (aunque todo el mundo sabe lo que dura un sombrero en la cabeza de un niño…, juas juas).

medidas-fotos-pajes-4

1 // 2 

Y terminamos con las propuestas para los novios más osados… estilo mexicano, cowboy o flamenco. Tanto si la boda es temática como no, los pajes pueden dar el toque diferente y divertido durante el cortejo. ¿Por qué no?

medidas-fotos-pajes-5

1 // 2 // 3 

Visto lo visto, seguro que coincidís con nosotros en una cosa… están todos taaaaan ideales.

¿Os decantáis por algún estilo en particular? ¿Alguna vez fuisteis pajes en una boda? Por favor, queremos saberlo y si tenéis fotos… ¡mucho mejor! (aquí sale nuestro lado “lectora del ¡Hola!).

Hasta mañana bonitistas.

Faldas de tul, un clásico para homenajear a ‘Sarah Jessi’

faldas tul

Éste es un post de confesión. Así de claro.

Ya habréis visto que estos días se están celebrando ‘around the world’ las diferentes semanas de la moda, empezando por la de Nueva York. Muchas de nuestras blogueras patrias han asistido como invitadas a varios desfiles (ahora es cuando viene la confesión) y claro, no hemos podido evitar seguir sus perfiles de Instagram y sentir pelusa pelusona. Y es que echando un ojo a este post de una de las grandes, Lovely Pepa con su falda de tul al canto, se nos vino a la cabeza nuestra querida Sarah Jessi (inevitable) y pensamos… ¿cómo nos quedaría a nosotras una falda de éstas? Pues fatal, seguro, y es que es más fácil que difícil paracer una mamarracha de esta guisa. Conste que a ella le sienta fenomenal e incluso no es la primera vez que le hacen un homenaje a la Bradshaw a la entrada de algún que otro desfile (tampoco es el único post de faldas de tul que existe, cierto, pero Bonitismos se apunta a un bombardeo). Y la cosa es que nos encanta el resultado y más nos gusta hacerle este humilde homenaje a nuestra Carrie querida.

faldas tul

1//2//3//4//5//6//7//8//9//10

Sabéis lo que os decimos, que a arriesgo de acabar con las existencias de tul de la tienda de telas del barrio, lo mismo nos animamos. Oye, que si además nos salpica agua al pasar un autobús por la calle, nos vamos a poner hasta felices. Y otra cosita… es juernes, ¡yuhuuu!




;