Bebés con turbante, otra opción al clásico gorrito

No quiero monopolizar con temática infantil el post de los viernes de aquí a que nazca la bebé (sí, sigue sin nombre), así que si me pongo muy pesada con este tema… me lo decís sin ningún problema, pero dejadme al menos hoy como licencia. Estoy como loca con una de las últimas cosas que le he comprado a la niña y no hago más que imaginarme looks con ello (la niña nace en pleno invierno, no creo que necesite un armario muy sofisticado, pero aquí me tenéis pensando en looks como si tuviese que ir a alguna Fashion Week de bebés o algo similar). Se trata de un par de turbantes y es que desde que los he descubierto… me parecen una opción maravillosa al clásico gorrito. Así que hoy la cosa va de bebés con turbante…

Imagen vía

Leer más

3 DIY de costura para bebés

costura para bebés

Hace un siglo que no cosemos, pero ahora que ha empezado a hacer frío y que se van acercando las navidades, nos parece un gran momento para retomar este hobby. Y como estamos rodeadas de bebés o embarazadas, nos hemos centrado en ellos. Así que indagando un poco por pinterest, hemos encontrado 3 proyectos DIY de costura para bebés que nos han conquistado completamente:

Leer más

5 DIY para bebés bonitistas

Vuelve a haber un baby boom a nuestro alrededor y nos han vuelto a crecer las ganas de hacer muchos DIY para ellos. Por eso, hoy traemos 5 ideas muy chulas para los bebés más bonitistas:

  • Gimnasio DIY para bebés. Son geniales para estimular a los más pequeños durante sus primero meses de vida. Y éste, en madera, nos ha conquistado del todo. Os dejamos el tutorial completo aquí.

gimnasio DIY bebés

  • Mordedor conejito. Otro juguete que es perfecto para bebés más peques. Y para las amantes del crochet seguro que este DIY es pan comido. Podéis ver cómo hacerlo aquí.

mordedor DIY conejito

  • Cambiador portátil. Si os gusta la costura, os proponemos hacer este accesorio súper útil para llevar en la bolsa del carro. Os vendrá muy pero que muy bien. Tutorial disponible aquí.

cambiador diy para bebés

  • Móvil para la cuna. Junto con los doudou, se considera el primer juguete del bebé y sirve para estimularlos y despertar su curiosidad. Os dejamos el DIY de este tan mono aquí.

móvil cuna DIY para bebés

  • Cesto DIY. ¡Nuestra propuesta favorita! Puede valer tanto para guardar la ropa sucia como los mismos juguetes. Podéis ver cómo hacerlo aquí.

cesto DIY para bebés

¿Qué os parecen?

¡Hasta mañana bonitistas!

Disfraces DIY de última hora

¿Que levante la mano quién sigue aún sin disfraces para los peques? Sí, a nosotras un año más se nos ha vuelto a echar el tiempo encima. Mañana se celebra el carnaval en el cole de Pablo y el pobrecito todavía no tiene traje. (¡Soy lo peorrrrr!)

Por eso hoy traemos algunas propuestas de disfraces DIY, muy sencillos de hacer, para padres desastrosos (como yo) que necesitan un milagro de última hora. Por ejemplo:

  1. Gato negro. Solo necesitáis un body, unos leotardos negros y un poco de maña para hacerles la cola y las orejas con alambre y tela negra (de pelito a poder ser).
  2. Domador de circo. Otra idea muy sencilla y resultona. Con un pantalón negro, camiseta roja y un poco de goma EVA para hacer el gorro y las hebillas… ¡lo tenéis listo!
  3. Peter pan. ¡Nuestro favorito! Solo hace falta un polo verde, un pantalón o leotardos verdes, un cinturón y el gorro de fieltro, que es facilísimo de hacer.
  4. Mario y Luigi. Una propuesta muy divertida para dos hermanit@s o amig@s. Además, un disfraz más simple y barato, ¡imposible de encontrar!

disfraces niños diy

Con cualquiera de estas ideas irán perfectos y estarán para comérselos. Y a vosotros, ¿se os ocurre alguna propuestas más bonita y fácil de hacer? Si es así, por favor, compartirla con nosotras cuanto antes.

¡Hasta mañana bonitistas!

Bonitistas viajeras: la Costa Brava (pero con un bebé)

Está claro que una de las mejores cosas de la vida es viajar (al menos para las bonitistas). Pero cuando eres mami sabes que lo de viajar (y alguna que otra cosilla más) va a cambiar un poco, al menos al principio. Pero lo que yo sí que sabía seguro, es que no iba a desaparecer.

Por eso, para nuestra primera escapada familiar buscamos un destino atractivo, que aún no conociéramos y que fuera “fácil” para llevar a un bebé. Elegimos la Costa Brava y yo creo que no nos equivocamos. Porque tiene un poco de todo: pueblos con mucho encanto, playas maravillosas, Dalí, se come muy bien… En definitiva, todo lo que necesitas para desconectar durante una semana y recargar las pilas a tope, con niños o sin ellos.

Os dejamos nuestra ruta por si os animáis a hacerla:

  • Día 1: Gerona y Rosas. Nada como pasar el día callejeando por Gerona. Ver las casas de colores del río Onyar, su catedral, su judería…

Y terminarlo en Rosas, caminando por su paseo marítimo al atardecer.

  • Día 2: Ruinas de Ampurias. Una visita bonita y que se puede hacer en un par de horas, para ver restos griegos y romanos de lo que en otros tiempos fue una gran ciudad. Además, luego se puede llegar andando (incluso con carro) hasta la playa.

Ruinas de Ampurias, Costa Brava

  • Día 3: Figueras y Cadaqués. Si os interesa el arte, la visita al Teatro-Museo Dalí en Figueras, es más que recomendada. Eso sí, el museo tiene varias plantas y no se puede ir con carro, así que si el niño aún no anda, toca llevarlo en brazos. Aún así, nosotros salimos encantados de allí.

No muy lejos está Cadaqués, un pueblecito pesquero con muchísimo encanto y que merece la pena ver. Nos quedamos con ganas de llegar hasta el Cap de Creus, pero no nos dio tiempo. Nos queda pendiente para la próxima.

Día 4: Monells, Pals y Peratallada. Tres pueblos medievales que no os podéis perder. Parecen sacados de un cuento y como son muy pequeños, se visitan en un rato.

Monells

Monells

Pals

Peratallada

Peratallada, Costa Brava

  • Día 4: Begur y cala Sa Tuna. Otro sitio que nos habían recomendado y que nos gustó mucho era Begur. Lo mejor de allí, pasear por sus calles, subir hasta su castillo y disfrutar de sus vistazas.

Begur, Costa Brava

Y por supuesto, terminar de pasar el día en alguna de sus maravillosas calas, por ejemplo, cala Sa Tuna (y si no os diluvia como a nosotros, muchísimo mejor, jeje).

  • Día 5: Aiguablava. Otra preciosa playa de Begur que merece mucho la pena conocer.

  • Día 6: Tamariu y Calella de Palafrugell. Dos pueblecitos pesqueros con unas playazas, perfectas para pasar el día en ellas.

Tamariu

Calella de Palafrugell

  • Día 7: Playa de Castell, Palamós. Está considerada la última playa virgen de toda la Costa Brava y, aunque virgen virgen no es, que ya tiene un par de chiringuitos, la verdad que es una pasada.

Y hasta aquí nuestra ruta por la Costa Brava. Esperamos que os guste tanto como nos ha encantado a nosotros. Es un lugar más que recomendable para ir con niños (o sin ellos) y al que nosotros, probablemente, volveremos.

¡Feliz lunes!