Bonitistas viajeras: Cantabria (pero con un bebé)

Hace un par de años dos de las bonitistas hicieron su escapada por el norte. Y vinieron tan encantadas, que una servidora se quedó con muchas ganas de ir, especialmente a Cantabria. Así que, aprovechando el puente de san Isidro, buscamos una ruta fácil para huir de Madrid 4 días, con la compañía de un “bebé” de 2 años.

Os dejamos nuestro itinerario por si os animáis a hacerlo:

  • Día 1: Visita al Parque de Cabárceno.

¡Una maravilla! Y es que no tiene nada que ver con un zoológico convencional. Cabárceno es un parque natural, situado sobre una antigua explotación minera y con montones de animales de todo tipo. Y es tan grande que podéis pasar allí todo el día tranquilamente. Además, está al lado de Santander y es una visita muy recomendable, sobre todo si vais con niños.

Cabárceno, Cantabria

  • Día 2: Comillas, San Vicente de la Barquera y Santillana de Mar.

Son 3 pueblos que están muy cerquita entre sí y con muchísimo encanto.

En primer lugar, fuimos a Comillas que fue, para nosotros, el más bonito y el que tenía más cosas para ver. Paseamos por sus calles empedradas, nos asomamos a la playa (aunque no hacía un gran día), después visitamos el Capricho Gaudí y, por último, nos acercamos en coche hasta la Universidad, que además tenía unas vistas preciosas de todo el pueblo.

Después nos fuimos a comer pescado (riquísimo) a San Vicente de la Barquera. Otro pueblo chiquito, pero precioso.

Y por la tarde nos acercamos a Santillana de Mar, otra maravilla de pueblo empedrado. La única pega fue que nos diluvió en nuestro paseo, pero bueno, no nos impidió tomarnos unos ricos sobaos en el famoso Obrador Casa Quevedo. ¡Muy recomendables!

Satillana de MarSantillana de Mar, Cantabria

  • Día 3: Santander.

El tercer día visitamos Santander. Aprovechando que hacía sol nos dedicamos todo el día a pasear. Andamos por todo el paseo marítimo hasta llegar al Palacio de la Magdalena. Después continuamos hasta la playa de El Sardinero, donde comimos, y volvimos callejeando hasta el centro. Terminamos agotados pero habiendo disfrutado muchísimo de la visita.

Palacio de la Magdalena, Santander

Cantabria

  • Día 4: Santander y vuelta a Madrid con mini parada en Burgos.

El último día antes de irnos dimos una vuelta por el centro de Santander. Nos acercamos a la catedral, pasamos por la plaza del Ayuntamiento y después nos llegamos en el coche hasta la playa de Mataleñas, un sitio precioso y con unas vistas increíbles de todo Santander. ¡Una pena que no hiciera bueno!

mataleñas

Luego, de regreso a Madrid, paramos en Burgos a comer y aprovechamos para dar un mini paseo por el centro.

Catedral de Burgos

Y hasta aquí nuestra mini escapada por Cantabria. Un sitio muy verde, con pueblos con mucho encanto y que se come de maravilla. Lo tiene todo para tener que volver próximamente, ¿no os parece?

¡Hasta mañana bonitistas!

Pequeña y Grande, cuentos infantiles de grandes mujeres

Y para cerrar la semana de la mujer como se merece, queremos hacerlo hablando de Pequeña & Grande, una colección de cuentos infantiles que narran la vida de grandes mujeres de nuestra historia.

Entre ellas encontramos a Coco Chanel, Frida Kahlo, Marie Curie, Ella Fitzgerald… Pintoras, científicas, escritoras, modistas… Todas mujeres impresionantes que por su esfuerzo y trabajo lograron hacer historia a lo largo de sus vidas.

Además, sus biografías están contadas de forma muy sencilla y con preciosas ilustraciones para divertir a los más pequeños.

cuentos mujerescuentos feminismo cuento Frida Khalo

Imágenes vía: 1 / 2 / 3 / 4

A nosotras nos parece una serie de libros genial para ir enseñando a las niñas y niños desde muy pequeños, que sus referentes no deben ser las princesas débiles o los príncipes que no lloran, si no las personas luchadoras que, como estas mujeres, consiguieron hacer grandes cosas en la vida.

¡Feliz finde bonitistas!

Disfraces DIY de última hora

¿Que levante la mano quién sigue aún sin disfraces para los peques? Sí, a nosotras un año más se nos ha vuelto a echar el tiempo encima. Mañana se celebra el carnaval en el cole de Pablo y el pobrecito todavía no tiene traje. (¡Soy lo peorrrrr!)

Por eso hoy traemos algunas propuestas de disfraces DIY, muy sencillos de hacer, para padres desastrosos (como yo) que necesitan un milagro de última hora. Por ejemplo:

  1. Gato negro. Solo necesitáis un body, unos leotardos negros y un poco de maña para hacerles la cola y las orejas con alambre y tela negra (de pelito a poder ser).
  2. Domador de circo. Otra idea muy sencilla y resultona. Con un pantalón negro, camiseta roja y un poco de goma EVA para hacer el gorro y las hebillas… ¡lo tenéis listo!
  3. Peter pan. ¡Nuestro favorito! Solo hace falta un polo verde, un pantalón o leotardos verdes, un cinturón y el gorro de fieltro, que es facilísimo de hacer.
  4. Mario y Luigi. Una propuesta muy divertida para dos hermanit@s o amig@s. Además, un disfraz más simple y barato, ¡imposible de encontrar!

disfraces niños diy

Con cualquiera de estas ideas irán perfectos y estarán para comérselos. Y a vosotros, ¿se os ocurre alguna propuestas más bonita y fácil de hacer? Si es así, por favor, compartirla con nosotras cuanto antes.

¡Hasta mañana bonitistas!

Juguetes DIY con materiales reciclados

Hace unos días una seguidora (holi Loreto) nos escribió pidiéndonos ideas de juguetes DIY para llevar a la guardería de su peque. La verdad es que nos pareció un súper post. Y es que nos encantan las manualidades, nos encanta reciclar y, sobre todo, nos encanta que los coles fomenten este tipo de actividades entre los más chiquitines. Porque ya sabéis que todos cometemos el gran error de regalar a los niños montones de cosas y al final ellos, con lo que más se entretienen, es con el papel de regalo o con las cajas vacías.  True story!!

Por eso hoy hemos seleccionado algunas ideas de juguetes DIY, perfectos para hacer en casa, reciclando cosas muy básicas. Por ejemplo:

Botellas de plástico:

  1. Juguetes sensoriales. Son perfectos para bebés a partir de los 6 meses. Se pueden hacer rellenando las botellas vacías con pompones de colores, garbanzos, aguas de colores, ponerles lazos de diferentes colores y texturas… Crearéis unos juguetes que servirán para estimular sus sentidos, especialmente la vista, el oído y el tacto.
  2. Lapiceros de animales. Un diy divertido que se hace con el culo de las botellas y que les servirá para guardar sus lápices de colores.

juegos diy botellas

Vía: 1 / 2 / 3

Para reciclar tapones de botellas:

  1. Sellos de estampar.  Un juguete muy divertido y muy fácil de hacer. Solo hay que recopilar unos cuantos tapones, pegar en ellos algunas pegatinas de goma eva y… ¡listos para estampar!
  2. Juego de memoria. Un clásico que gusta mucho a pequeños y mayores. Les servirá para potenciar su memoria, su agilidad mental, su visión espacial… ¡Una maravilla de juguete!

juguetes diy tapones

Vía: sellos / memory

Reciclando los tubos de papel higiénico:

  1. Cohetes y dragones. Unos juguetes idóneos para estimular la imaginación de los más pequeños. Se lo pasarán pipa primero haciéndolos y luego, imaginando juegos con ellos.
  2. Corona. Otro DIY muy fácil para hacer con los peques y con el que también podrán inventar mil historias.
  3. Lanza confeti. Les encantará jugar con él y ponerlo todo perdido de confeti.

juguetes diy rollo papel higiénico

Vía: cohetes / dragones / corona / lanza confeti

Y para reciclar cualquier caja de zapatos:

  1. Caja de arena. Un juego Montessori para aprender jugando. Solo hace falta una caja de zapatos, un poco de arena  de la playa y unas fichas con letras, números o formas sencillas. ¡Se lo pasaran pipa!

caja arena montessori

Vía: caja arena

Y hasta aquí nuestras propuestas de juguetes DIY. Como veis, son todos muy fáciles de hacer y los hay para todo tipo de edades.  Y a vosotros, ¿se os ocurre alguno más?

¡Feliz jueves!

Habitaciones diferentes para bebés modernos (y padres, claro)

Hace unos años (quizá unas décadas) era impensable una habitación infantil con detalles en negro, alfombras tipo kilim o peluches de animales que no fueran un osito, patito o similar. Celeste para ellos y rosa para ellas, fiesta de tonos pastel y papeles pintados con letras de abecedario era lo más común. Y ojo, si es lo que os gusta o el tipo de decoración que habéis elegido para la habitación de vuestro bebé… fantástico. Los clásicos son los clásicos y siendo sinceros, la ilusión y la ternura que desprende una habitación infantil supera con creces el estilo decorativo que tenga. Pero como este blog va de cosas bonitas, tendencias (y esas cosillas) y similares… hoy os proponemos habitaciones diferentes para bebés modernos.

Si estáis buscando inspiración y os apetece algo distinto para el cuarto del bebé… no perdáis detalle de estas habitaciones. Nos encanta la apuesta por materiales naturales (caña o madera), colores neutros (que nos pasteles) y alfombras y texturas. Y cactus, por favor, qué bonito quedan los cactus.

Y si sois papis más atrevidos, no os perdáis estas habitaciones con detalles en negro, lámparas importantes o alfombras tipo kilim.

Todas las fotos vía 

Por cierto, si estáis a punto de sumar miembro nuevo a la familia nos encantará saberlo para mandaros una felicitación enoooorme y desearos todo lo mejor. Esperamos que os hayan gustado estas ideas y nos vemos el lunes con muchas más por aquí… ¡Feliz finde!