La vuelta ¿a la normalidad?

maternidad y conciliación

Escribo este post, el primero después de 7 meses, tal que así. Con la cama sin hacer, con un ojo en la pantalla del ordenador y otro vigilando la siesta matinal de Manuela y usando como alfombrilla del ratón la Vogue (de Rosalía) de julio que no me he podido leer.

Aprovecho los últimos días de vacaciones que me quedan, ya he vuelto al trabajo después de la baja, pero ha sido en periodo de adaptación, como los niños en el colegio. Volví a la mitad de mi jornada, Manuela era aún pequeña y no había empezado a comer, seguía siendo la lactancia materna su único alimento. Así que entre sacaleches, placas de frío, madrugones y mañanas intentando hacer el menor ruido posible… volví. Como todas habéis hecho, nada extraordinario. Después vacaciones… y este lunes, llega ya la prueba de fuego, la de verdad.

Junio, Playa de la Barrosa. Manuela tenía 4 meses.

Vivo con sueño, más bien, convivo con él. Ya nos hemos acostumbrado el uno al otro. Ahora que con mi vuelta al trabajo (de verdad) se cierra una etapa y se abre otra, me da por pensar si hubiese sido diferente en el caso de haber tomado otras decisiones (you know, chupetes, biberones, ayuda de pago… en fin, como todo en la vida es cuestión de elegir y la maternidad no iba a ser menos). Probablemente, pero ese no es el caso.

Chiclana siempre es un buen plan.

Me da por pensar en los datos que publican anualmente el Club de Malamadres: 6 de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional y 8 de cada 10 tienen dificultades para compaginar vida familiar y laboral; y me pregunto si podré, si seré capaz de hacer todo lo quiero hacer como madre, como profesional, como pareja, amiga, hija…

Manuela al terminar de escribir el post.

El caso es que he vuelto, no sé si a la normalidad o a qué, pero tenía ganas (una parte de mí) y por aquí estoy. Prometo no ser monotemática con la maternidad y sus conflictos, palabrita. Ah, por si alguien se lo pregunta… Manuela se despertó a los 20 minutos de sentarme delante del ordenador. Yeah.

Invitadas de boda, este es vuestro Instagram

Septiembre siempre llega con alguna boda a la vista. Muchas parejas eligen este mes para darse el sí quiero y así extender un poquito más el verano. Así que si tenéis alguna boda a la vista, hoy os traemos la cuenta de Instagram que tenéis que seguir sí o sí para buscar inspiración para vuestro modelito para ese día. Hoy hablamos de Invitadas Low Cost, porque sus recomendaciones no suponen hipotecar uno de tus riñones.

Leer más

¡Holi, bonitistas!

Llegó la vuelta al cole para todos. Se acabaron los días de playa, los atracones de espetos y las cervecitas con los amigos de siempre. Pero lo bueno es que durante estas vacaciones hemos desconectado, disfrutado mucho y, sobre todo, recargado las pilas para volver con más ganas a nuestro día a día.

Pero como ya sabemos que volver a madrugar siempre cuesta (y mucho), hemos pensado que con algunos caprichos motivadores seguro que la vuelta se nos hacía más llevadera, ¿no os parece?

Os dejamos algunas ideas:

  • Agenda nueva. Desde muy pequeñas nos encanta estrenar agenda cada mes de septiembre. Es el mejor truco para tener todo controlado y evitar despistes.
Agenda Flípate de LucíaBe
  • Renovar alguna prenda para este otoño. Y como un jersey básico siempre viene bien, nos quedamos con estos, de colores tan bonitos, de eseoese.
Jersey eseoese
  • La vuelta al cole lleva implícita la vuelta al tupper, así que este kit compuestos de bolsita térmica para llevar la comida y cubiertos de bambú, seguro que os encanta.
Bolsa térmica Keep Leaf // Cubiertos bambú
  • Pensar en viajes. Aunque acabamos de volver de vacaciones nosotras ya estamos pensando en la siguiente escapada. Y para ello nos vendría genial cualquiera de las preciosas bolsas de viaje y neceseres de mamabird.
Bolsa de viaje // Neceser
  • Y por supuesto, toca volver a moverse un poco, así que nada como permitirse un nuevo modelito deportivo.
Ropa deportiva

Y vosotras, ¿tenéis algún truco o capricho para hacer que la vuelta al cole sea coser y cantar?

¡Feliz lunes, bonitistas!

Hasta septiembre…

Nosotras no hacemos posado oficial a lo Obregón, pero también nos tomamos unas vacaciones. Y este es el post de despedida oficial hasta septiembre, que volveremos todas y con energías renovadas. Nos queda por delante un verano bonitista que disfrutar y saborear. Para hacerlo y estar con vosotras, hemos creado una playlist para poner el verano en modo on.

Y como viene siendo habitual, además de la playlist os dejamos un popurrí de planes y post para que aprovechéis este verano a lo bonitista.

1 Leed, Malditas.

Si el presupuesto no os da para haceros un viaje a Chernobyl o mejor al Caribe, no pasa nada. Estar en la playa o en la montaña o debajo del aire acondicionado con un buen libro, también es un gran viaje. Aquí tenéis distintos post con nuestras recomendaciones de libros más recientes.

5 libros que hemos leído este año y recomendamos / 5 libros que no hemos leído y que queremos leer / Estos libros van de chicas

2. Es un momento genial para poner en práctica el Reto Bonitista.

En el día de la felicidad nos venimos arriba y nos creamos nuestro propio reto bonitista. Las vacaciones es el momento ideal para ponerlo en práctica.

Puedes descargarlo aquí para imprimirlo bien de calidad.

3. Bailad

Esto forma parte del reto Be Happy, pero dale al play a esta lista, canta, baila, vete de verbena o a la feria de tu pueblo, o baila sola delante de la televisión. Mueve el esqueleto, que estamos en verano.

4. Poned un DIY en vuestra vida

canasta diy

Tenemos miles y millones de ideas para que aprovechéis el tiempo veraniego. Desde manualidades con los peques de la casa, retomar la cultura o meterle mano a ese rincón de la casa, que buena falta le hace.

En este link tienes unas cuántas ideas.

5. Disfrutad

Lo más que te deseamos y recomendamos para estas vacaciones es que disfrutes. De lo que quieras y con quien quieras. Aprovecha el tiempo, que pasa muy rápido y sin darte cuenta ya es septiembre y nos volvemos a leer.

Hasta entonces, FELIZ VERANO, bonitistas.

5 DIY para hacer con niños este verano

Las vacaciones de los niños comenzaron hace unas semanas y ahora tienen un montón de tiempo libre por delante. Y aunque entre campamentos, piscina, playa… ya tengan muchas actividades, seguro que estos DIY para hacer con niños nunca vienen mal.

  • Pelotas sensoriales. Un juguete para los niños más pequeños pero es tan sencillo de hacer que los más grandecitos podrán ayudarles a fabricarlo. Podéis ver el DIY aquí.
  • Macetas pintadas. Una forma muy bonita y divertida de reciclar las latas que gastamos en casa. Además, es un plan apto para pequeños y mayores.
Vía
  • Abanico frutas. Un DIY perfecto para el verano. Solo hacen falta unos folios, unos palos de madera, un pincel y un poquito de pintura y… ¡listos para abanicar! Os dejamos el tutorial en este enlace.
  • Reloj DIY. Un tutorial muy didáctico que nos ha encantado. A la vez que construyen su propio reloj, les sirve para que aprendan o repasen la hora. Os dejamos cómo hacerlo, paso a paso, aquí.
  • Piedras pintadas con números. Otro juego muy educativo para niños un poco más mayores. Primero tendrán que recopilar las piedras, después pintarlas con los números y los diferentes signos y luego ya podrán practicar sumas, restas y todo lo que quieran.
Vía

No harán milagros, pero seguro que estos DIY de verano les entretiene alguna que otra tarde en casa. Y a vosotros, ¿se os ocurre alguno más?