Seatings para novios amantes del vino

Si os casáis este año y sois de los que os encanta el buen vino, hoy traemos algunas ideas de seatings de boda con botellas recicladas que seguro os van a enamorar. Porque además de ser una manera muy original de decir a vuestros invitados dónde sentarse, os lo pasaréis muy bien preparándolo en casa.

Por ejemplo, podéis montar vuestro seating pintando las botellas con chalkpaint y escribiendo los nombres con bolígrafo de tiza. Otra opción es dejar las botellas tal cual pero decoradas con unas florecillas. Podéis elegirlas de diferentes formas y colores. O incluso cerrarlas con una tela bonita y un lazo… ¡Hay muchísimas posibilidades!

Os dejamos un poco de inspiración:

Ideas vistas en: 1 / 2 y 3 / 4 / 5 / 6 y 7

¿Qué os parecen nuestras sugerencias?, ¿os atreveríais con un seating así de original?

¡Que disfrutéis del finde!

La Gran Boda Japo 2

gran boda japo3

Si la Gran Boda Japo 1 os había sabido a poco, ‘don guorri’, que llega la segunda parte de esta boda ‘japomalagueña’ junto al mar que hicimos este verano. Continuamos con algunos de los detalles, hicimos una pizarra la mar de mona de bienvenida. No tenemos las fotos, pero también escribimos una para las sobrinas de la pareja con el anuncio de ‘aquí llega la novia’ y ‘aquí llega el novio’. Y en la bienvenida, ya había grullas… sí, hicimos unas ciento y pico, nos volvimos locas.

gran boda japo3

El estilo japonés a la hora de decorar es bastante minimalista, así que quisimos respetar este estilo a la hora de decorar la zona del banquete. Respetar en color blanco predominante en la mantelería y la vajilla y dar verdadero protagonista a las vistas al mar. Por eso elegimos para centros de mesa unas grullas voladoras de colores, que conseguían una sensación de limpieza con toques de color.

gran boda japo 4

Los novios se curraron unos regalazos para los invitados. Una botella de cerveza japonesa que acompañaron con una foto de ellos con cada uno de los invitados, no nos digáis que no es un pedazo de detalle. Diseñamos este sellito, que usamos para la etiqueta de la bolsa de papel craft y en la que escribimos el nombre de la persona por detrás. Y sí, ellos son conocidos por todos los amigos como ‘La Roci y el Ortega’, es nuestra manera cariñosa de llamarlos, y así tenía que estar el día de su boda.

Justo debajo, estaba la zona de copas, a pie de playa. Allí pusimos la mesa dulce, igualmente minimalista, con el detalle del dragón colgado encima de la mesa. Algunas chuches, frutos secos (viva las nueces de macadamia), chocolate y la protagonista de la ‘candy bar japo’: las sushichuches (que para la hora de hacer la foto, estaban ya un poco sobadas por los niños, que no se pudieron resistir a tocar, jejeje).

gran boda japo 5

Y nada de baile, los encargados de abrir la barra libre fueron la Free Soul Band, si os casáis en Málaga y queréis música en directo… no lo dudéis. Un concierto de rock, funk y soul de los que siempre vas a recordar…  al día siguiente teníamos agujetas de lo que bailamos. Más o menos, con lo que os hemos contado, os habréis hecho una idea de cómo es esta pareja. Son divertidos, amigos de sus amigos, risueños y con mucho sentido del humor. Así… tenían que ser sus fotos también.

gran boda japo 6

Os recordamos que las fotos son de Dafne&Cloe, el vestido de Rocío es de Otaduy y las peinas de golondrinas de Cherubina, el traje de Ortega (que no se nos enfade) es de Hugo Boss y el lugar, precioso, el Candado Beach en Málaga. El diseño y montaje…¡bonitista! 😉

Les deseamos a la Roci y al Ortega que sean muy muy felices y que los que estuvimos con ellos el 5 de septiembre, lo veamos y lo disfrutemos con ellos.

Como diría Sabina… que todas las noches sean noches de boda.

Hasta aquí La Gran Boda Japo, ¡por muchas más bodas bonitistas!

Hasta mañana 😉

La Gran Boda Japo 1

gran boda japo 1

Por fin están aquí las fotos. Hay veces en la vida en la que los planetas se alinean. Una de tus mejores amigas se casa, decide hacer una boda divertida y sin formalismos y te propone una decoración fuera de lo habitual en la que puedes disfrutar, y mucho. Así fue la Gran Boda Japo.  Rocío y Ortega (Antonio, pero todo el mundo lo conoce y reconoce por su apellido) son amigos nuestros desde hace mil y probablemente sea una de las parejas más divertidas del repertorio. Cuando nos dijeron que se casaban fue sorpresa máxima: ¿Cómorrrr? ¿Qué os casáis? No por nada, sino porque ellos siempre habían dicho que si se casaban lo iban a hacer casi en secreto y con una comida de 30 personas. Pero ¡ay amigos! Nada que ver con lo que realmente pasó.

Os ponemos en antecedentes:  ninguno de los dos es japonés ni por asomo, ni familia, ni amigos ni nada de nada. Pero les encanta comer con palillos, ver pelis de Totoro y los makis de atún rojo. Y tenían claro que se iban de viaje de novios a Japón, a dónde si no. Así que la temática de la boda, no podía ser otra. Nos pusimos manos a la obra y así fue la Gran Boda Japo malagueña este pasado 5 de septiembre.

El Candado Beach fue el lugar elegido para la ceremonia y el banquente. Una ceremonia ‘oficiada’ por uno de los amigos del grupo que hizo las veces de maestro de ceremonias, risas (evidenciadas en las fotos), lagrimas y aplausos no faltaron. La playa de fondo y el atardecer de septiembre, hicieron el resto.

ceremonia 1ceremonia 5 ceremonia 4 ceremonia 3 ceremonia 2ceremonia 6

Como veis, tuvimos hasta invitados sorpresa (holi familia playera!) que desde la playa no quisieron perderse ni un detalle de la Gran Boda Japo.  Ya fuimos contando y dando algunas pistas sobre la protagonista, que sin dudarlo, había sido la grulla de origami que nos había acompañado en todo el diseño previo y luego en la ceremonia y banquete. Construimos un pequeño altar para la ceremonia, nada muy pesado, ya que la playa de fondo y las palmeras tenían suficiente presencia. De él colgamos grullas voladoras que servían de telón de fondo, colocamos también unas pequeñas sombrillas entre las sillas para dar un toque de color y paniculata, nunca puede faltar en una boda bonitista. Algo sencillo, pero con encanto.

Tras la ceremonia, el cóctel. Al aire libre y bajo guirnaldas de luces. Un cóctel en el que no podía faltar el sushi, como fue tan especial, decidimos también preparar minutas que dejamos por las mesas con todo lo que iba llegando en bandejas. En un marco de puerta vintage, colgamos nuestro seating plan acompañado de grullas, cómo no. Además, preparamos también bolsitas de arroz y confeti con papel craft y una caja llena de paipais la mar de orientales.

gran boda japo 1 gran boda japo 2

Y como tenemos tantísimo material, vamos a ser malas malísimas y la semana que viene os enseñaremos el resto. La cena, los regalos, el concierto de rock, la mesa de chuches (¿recordáis las sushichuches?)  y unos fotones de los novios que merece la pena compartir.

Las fotos son de Dafne&Cloe, el vestido de Rocío es de Otaduy y las peinas de golondrinas de Cherubina, el traje de Ortega (que no se nos enfade) es de Hugo Boss y el lugar, precioso, el Candado Beach en Málaga. El diseño y montaje…¡bonitista! 😉

Qué tengáis un buen día y nos vemos mañana con más cosas y más boda japo … la próxima semana 😉

Seatings para bodas bonitistas (II parte)

Hace ya algún tiempo os dimos algunas pistas de seatings originales en este post, y ya que estamos en plena temporada de bodas, hoy venimos con muchas más ideas renovadas. Porque es un detalle muy útil y con el que podréis sorprender también a vuestros invitados. Por eso, os dejamos algunas ideas de seatings para bodas bonitistas y con mucho diy detrás 😉

  • En escaleras. Acompañado con flores, en marcos o con alguna pizarra, puede crear un rincón precioso en vuestra boda.

seating con escalerasVía: 1 / 2

  • Seating en soportes de madera. Colocado con pinzas en una red de gallinero, sobre un caballete, una puerta o incluso sobre un palet, ¡esta idea nos encanta!

seating marco maderaseatings soportes de maderadetalles seating paletImágenes vistas en: 1 / 2 / 3 / 4

  • Con maletas vintage. Otra de nuestras opciones favoritas. Da un toque muy romántico al evento y es perfecta para los novios a los que les gusta viajar.

seating vintage boda bonitistaVía.

  • Con marcos de fotos. Nos gusta mucho cómo queda cuando se combinan diferentes modelos y tamaños.

seating con marcos fotosVía: 1 / 2

  • Seating con guirnaldas. Otra idea original y muy sencilla de hacer, para que vuestros invitados sepan dónde sentarse.

seating guirnaldaImagen vista aquí.

¿Qué os parecen nuestras sugerencias? ¿Os atreveríais con uno de ellos?

¡Feliz fin de semana!

Una boda mint muy especial

¡Y por fin llegó el día! Y no nos referimos al día de la boda de estas personitas tan importantes para nosotras (que llevan ya casi un año casadas), si no a que ha llegado el día de que os lo contemos. Y es que en casa del herrero… ¡En fin! La cosa es que el año pasado, mi querida prima (fan número uno del blog) nos contaba que se casaba con su guapo y santo novio, y ambos querían una boda bonitista.

La noticia no pudo ser mejor en todos los sentidos. Teníamos un súper bodorrio a la vista y además, mucho trabajo por delante, pero eso sí, trabajo del que nos gusta. Así que nos pusimos manos a la obra y, después de estudiarnos todos los blogs de tendencias de bodas y bucear horas y horas por pinterest, empezamos a decidir el estilo de boda y todos los detalles que no podrían faltar en ella.

Ellos querían una boda sencilla, pero a la vez llena de detalles para sus invitados, y que tuviese una decoración romántica y vintage. Además, tenían muy claro que el color para la identidad tenía que ser el mint, (parece ser cosa de familia), así que el bonitismo estaba asegurado. Para prepararlo todo, contaron con la súper ayuda de Carmen de Something Blue (con la que también colaboramos en esta boda), y la verdad que el resultado no pudo ser mejor.

El lugar elegido para la celebración fue un precioso palacete del centro de Granada, que gracias a los detallitos de Carmen y a algún diseño nuestro, el sitio quedó más espectacular aún. Y si no, mirad, mirad…

sello personalizado - boda bonitistanovios bonitistas

Al llegar se recibía a los invitados con un cartel grande dándoles la bienvenida.

cartel bienvenida boda bonitista

El salón de la ceremonia, el lugar donde empezaba la felicidad…

detalles decoracion bodadecoracion ceremonia boda civil

A la salida, un rincón precioso con pétalos y pomperos para recibir a los recién casados como se merece.

detalles boda vintageboda granada bonitista

El ramo elegido era simplemente espectacular. De tela, combinando el color blanco con el mint y con algunos apliques, no nos pudo encantar más. La artista que lo hizo fue Yolanda de Diez Deditos. ¡Un aplauso para ella!

ramo tela bonitista -diez deditos

En varios sitios colocaron carteles para ir guiando a los invitados…

cartel banquete bonitista

Y el seating fue con diferencia nuestro rincón favorito. Con esas maletas antiguas, las damajuanas y las jaulas blancas con pompones mint, Something Blue supo darle ese toque vintage y dejarlo así de bonito. Y nuestros diseños quedaron preciosos colgados con pincitas.

seating vintage boda granadaseating vintage boda bonitistaseating boda bonitista

Los meseros tampoco se quedaron atrás. Colocados en diferentes marcos y con unos centros de mesas muy originales, que combinaban tarros de cristal y juegos de café, encantaron a todo el mundo.

centros mesa boda vintageoriginales centros mesa - boda bonitista

Y la mesa de firmas, decorada con vasos de precipitados que hacían de jarrón (en honor a la novia que es química), tenían un original “libro” en el que los invitados dejábamos nuestra huella.

detalles mesa libro de firmasarbol huellas boda

Además, en cada asiento, prepararon una bolsa con algunos regalos para los invitados: un kit supervivencia, una lámina de los novios ilustrada por Lucía Be y otra lámina con la receta secreta de la tarta de manzana de la novia, ¡riquísima!

diseños bonitismos boda granada

Y entre tantos detalles, ni siquiera les faltó un fotomatón, que fue la atracción estrella de la noche.

cartel fotomaton bonitistamifotomaton-boda-bonitista

En definitiva, fue una boda preciosa, de las que no se pueden olvidar y no lo decimos solo porque nos toque muy de cerca 😉

Muchas gracias a los novios por confiar en nosotras y, también, muchas gracias a los chicos de Doble Enfoque, por prestarnos estas fotos tan bonitas para poder contároslo.

¡Qué vivan los novios! ¡Y feliz jueves bonitistas!