Celicioso, un lugar bonitista y sin gluten

Llevábamos mucho tiempo con ganas de escribir este post. Porque desde que un día paseando descubrimos a nuestro protagonista de hoy, nos quedamos prendadas. El flechazo vino por el nombre. Somos unas bobaliconas y los juegos de palabras nos entusiasman. Luego vimos el logo y el cuidado del diseño y los detalles y ya teníamos el resto hecho. Hoy hemos venido a hablar de Celicioso, un restaurante especializado en comida sin gluten, tras el que se esconde con una historia con la moraleja de saber aprovechar las malas noticias y convertirlas en oportunidades.

Cuando le diagnosticaron como celíaco, Santi se dio cuenta que la oferta sin gluten a la hora de comer fuera de casa era muy pero que muy limitada. Y si hacemos parada en el tema de los dulces, la cosa se pone aún peor. De esto, hace algunos años y aunque la oferta es cada vez más amplia, en aquel momento él vio la oportunidad de crear un local, donde los más golosos pudieran seguir disfrutando de su momento dulce. Así nació Celicioso, que empezó como una panadería y actualmente cuenta con tres locales, dos en Madrid y uno en Marbella, donde la carta es cada vez más completa. En sus locales, ya es posible disfrutar de cualquier comida a lo largo del día sin tener que mirar la carta para ver si tiene o no gluten.

La oferta dulce, además de ser muy tentadora como podéis ver en cada una de las fotos, cumple con todos los clásicos contemporáneos : macarons, muffins, tartas, bizcochos y galletas.  Además, en fechas especiales como Navidad, tienen sus propios roscones sin gluten. Y si quieres personalizar tu tarta, también puedes hacerlo.

Pero una vez con las manos en la masa, el local y el negocio fueron creciendo y extendiéndose de calle Hortaleza a Calle Barquillo en Madrid y de Madrid a Marbella en el Hotel Puente Romano. Y en ese crecimiento, se incorporaron a la carta toda una oferta completa de productos salados como sandwiches, hamburguesas, pastas, nachos, quiches y paro de contar, porque me entra hambre. Mención especial merecen sus boles de desayuno y su zumos detox.

Podéis disfrutar de estos platos con mucho bonitismo y nada de gluten en:

C/ Hortaleza, 3 MADRID
C/ Barquillo, 19 MADRID
Hotel Puente Romano MARBELLA

Hay noticias inesperadas que nos sientan como un jarro de agua fría, momentos en los que interpretamos la mejor versión de nuestros dramaqueens, pero de personas como Santi aprendemos que detrás de cada zasca vital siempre puede haber una oportunidad. Y no, no nos hemos tragado a Paulo Coelho.

Que tengáis un día celioso y bonitista.

Recetas andaluzas para celebrar el 28 de febrero

Hoy, más de la mitad del equipo bonitista echa de menos su mollete con aceite engullido al ritmo del himno de Andalucía en un patio de colegio. No somos fans de las banderas ni de lo que se comete en su nombre, pero sí somos fans de sentirse de un lugar, de una tierra abierta al mundo. Por eso, hoy vamos a celebrar el Día de Andalucía lejos de casa, saboreando unas recetas andaluzas que nos transportan a nuestra infancia y a nuestro origen. Porque saber y no olvidar de dónde venimos, es la mejor forma de saber hasta donde podemos llegar.

No somos fans de la Andalucía que nos dibujan en los tópicos, esos que dicen que sólo sabemos dormir la siesta y bailar sevillanas mientras vemos procesiones en Semana Santa. Somos fans de la Andalucía luchadora, abierta, generosa, reina del buen humor y de la alegría y con una forma particular de vivir la vida más cercana a la felicidad. Y esa vida maravillosa tiene momentos únicos en torno a una mesa o una barra de bar con buenos amigos y platos como éstos.

Ajoblanco malagueño / Boquerones en vinagre / Flamenquín cordobés / Mostachones de Utrera

Y si hay un plato que nos acerca a casa ese es la porra antequerana. Somos malagueñas y por tanto mucho más de porra que de salmorejo. Y para hablar de porra, hemos recurrido a nuestro antequerano favorito y autor de unas de las mejores porras (con permiso de su madre).

Ingredientes:

Lo más importante para una buena porra es un buen pan, al ser posible casero, de pueblo, artesano; y unos buenos tomates. Aquí hay división de opiniones, aunque recomiendan los de pera, nuestro experto prefiere los de rama.

  • 5-6 tomates
  • 500 gramos de pan casero
  • 1 ajo
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • 2 puñados de sal
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Una lata de atún
  • Un huevo duro
  • Taquitos de jamón

Instrucciones

  • Cortar los tomates en cuatro trozos y echar en una batidora americana
  • Batir
  • Añadir a la batidora el pan en 4 o 5 trozos, un ajo, el trozo de pimiento rojo y dos puñados de sal, según el gusto.
  • Batir y echar el aceite de oliva poco a poco para que el tomate vaya emulsionando y empiece a tomar la textura de porra. Hay que añadir el aceite como si estuvieras haciendo una mayonesa.
  • Probar y corregir. Si la porra esta líquida (parece más un gazpacho), tienes que echar más pan. Y si está espesa, toca echar más tomate.
  • Servir acompañada de taquitos de jamón, huevo duro y atún (según gustos).

Lo que hace de una porra, una buena porra es su textura. Encontrar la cremosidad perfecta y el equilibrio para que no sea líquida ni tampoco un plato de cemento es algo que no todos consiguen.

Nuestro experto además nos recomienda tomar la porra con Al fresco, un vino tinto dulzón malagueño que le va de maravilla y que habremos metido en el congelador al empezar a hacer la porra para que, al acabarla, el vino esté en su mejor punto refrescante.

Y con ese vino brindamos por tener la suerte de haber nacido en un lugar que nos ha dado tierra y libertad para comernos el mundo.

Feliz Día Andaluces.

La Menchu Collages, ¡nuevo fichaje!

menchucollage frida

Descubrir a artistas como Menchu Picarzo y conocer a fondo su trabajo tiene varias satisfacciones. Entre ellas, darte cuenta de que hay gente que trabaja bien, que es creativa, que tiene un don y que además tiene una sonrisa en cada paso que da. Y si sumamos a todo esto que es una artista de nuestra tierra… es la guinda perfecta.

La Menchu Collages (#lamenchucollages) es el último proyecto de esta periodista, diseñadora y creativa malagueña. A través de la foto real y técnicas digitales, ha conseguido una serie de collages dignos de las mejores galerías de arte incluidas las paredes de casa. Tanto es así, que ahora mismo podemos disfrutar en Málaga y hasta el 31 de marzo de su última muestra en Fnac (a nivel nacional también se han hecho eco de la exposición, yeahh, bravo Menchu!). La expo se llama ‘How to decide to be happy y son veinte collages, veinte reglas para ser feliz. “Cada collage es una regla que podemos decidir o no llevarla a cabo pero que según los estudios de felicidad mejora mucho la vida así que en forma de imágenes, cuadros, personas interesantes, guiños, humor, moda, música y fotografía real (mía) he compuesto visualmente esas palabras…esas ‘reglas'”, según palabras de la propia Menchu.

menchucollage parejaRegla nº3:  Love your family (lleno de colores y amor)

menchucollage gooniesRegla nº17: Have fun (un guiño a los Goonies y esas pelis que nos retrotraen a la infancia y nos recuerdan que always ‘have fun’).

Pero la historia sigue y además de collages tan chulos como éstos, hay otros tan bonitos que hacen que saquemos pecho hablando de nuestra ciudad.

menchucollage malagaMálaga, la bella’ con Picasso y Marisol de la primera hornada y para mi muy especial, con fotos mías (Pedregalejo y la Alcazaba).

Y es que ésta es la segunda exposición que vemos en Málaga de Menchu Picarzo. La primera expo se llamó ‘Choose to shine‘ y estaba dedicada al cine, la música y la moda. Consiguió vender todos los collages que expuso. ¡No nos extraña!

menchucollage frida‘Frida: choose to shine’

menchucollage avaPero el proyecto #LaMenchuCollages no acaba aquí. Ya hay varios puntos del país interesados en la muestra, incluso fuera de España, pero como dice ella misma…”step by step”. Lo que sí tiene ya en marcha es la personalización de collages que pueden pedirse a través de su web:  “es muy bonito personalizarlos porque cuento las historias de amor, viajes, bebés, amigas desde otro punto de vista. Algunas amigas han llorado de emoción y creo que no hay recompensa más bonita que la ilusión y emoción de otros”, asegura la misma Menchu. Pero por si todo fuese poco, #LaMenchuCollage la vamos a poder lucir en camisetas, totes y demás productos, de hecho, a principios de marzo inaugurará su tienda online con todos ellos. De momento, para los malagueños, tenemos una cita con sus creaciones en Mr. Koala , una de nuestras tiendas favoritas, por cierto.

menchu varios

Encontrarte (o reencontrarte) por la vida con gente así tiene muchas cosas buenas, nosotras los llamamos “fichajes bonitistas” que se unen al club de la gente que ama lo que hace y lo mejor de todo… te acaba contagiando.
¡Feliz miércoles y nos vemos mañana por aquí!

La Gran Boda Japo 2

gran boda japo3

Si la Gran Boda Japo 1 os había sabido a poco, ‘don guorri’, que llega la segunda parte de esta boda ‘japomalagueña’ junto al mar que hicimos este verano. Continuamos con algunos de los detalles, hicimos una pizarra la mar de mona de bienvenida. No tenemos las fotos, pero también escribimos una para las sobrinas de la pareja con el anuncio de ‘aquí llega la novia’ y ‘aquí llega el novio’. Y en la bienvenida, ya había grullas… sí, hicimos unas ciento y pico, nos volvimos locas.

gran boda japo3

El estilo japonés a la hora de decorar es bastante minimalista, así que quisimos respetar este estilo a la hora de decorar la zona del banquete. Respetar en color blanco predominante en la mantelería y la vajilla y dar verdadero protagonista a las vistas al mar. Por eso elegimos para centros de mesa unas grullas voladoras de colores, que conseguían una sensación de limpieza con toques de color.

gran boda japo 4

Los novios se curraron unos regalazos para los invitados. Una botella de cerveza japonesa que acompañaron con una foto de ellos con cada uno de los invitados, no nos digáis que no es un pedazo de detalle. Diseñamos este sellito, que usamos para la etiqueta de la bolsa de papel craft y en la que escribimos el nombre de la persona por detrás. Y sí, ellos son conocidos por todos los amigos como ‘La Roci y el Ortega’, es nuestra manera cariñosa de llamarlos, y así tenía que estar el día de su boda.

Justo debajo, estaba la zona de copas, a pie de playa. Allí pusimos la mesa dulce, igualmente minimalista, con el detalle del dragón colgado encima de la mesa. Algunas chuches, frutos secos (viva las nueces de macadamia), chocolate y la protagonista de la ‘candy bar japo’: las sushichuches (que para la hora de hacer la foto, estaban ya un poco sobadas por los niños, que no se pudieron resistir a tocar, jejeje).

gran boda japo 5

Y nada de baile, los encargados de abrir la barra libre fueron la Free Soul Band, si os casáis en Málaga y queréis música en directo… no lo dudéis. Un concierto de rock, funk y soul de los que siempre vas a recordar…  al día siguiente teníamos agujetas de lo que bailamos. Más o menos, con lo que os hemos contado, os habréis hecho una idea de cómo es esta pareja. Son divertidos, amigos de sus amigos, risueños y con mucho sentido del humor. Así… tenían que ser sus fotos también.

gran boda japo 6

Os recordamos que las fotos son de Dafne&Cloe, el vestido de Rocío es de Otaduy y las peinas de golondrinas de Cherubina, el traje de Ortega (que no se nos enfade) es de Hugo Boss y el lugar, precioso, el Candado Beach en Málaga. El diseño y montaje…¡bonitista! 😉

Les deseamos a la Roci y al Ortega que sean muy muy felices y que los que estuvimos con ellos el 5 de septiembre, lo veamos y lo disfrutemos con ellos.

Como diría Sabina… que todas las noches sean noches de boda.

Hasta aquí La Gran Boda Japo, ¡por muchas más bodas bonitistas!

Hasta mañana 😉

La Gran Boda Japo 1

gran boda japo 1

Por fin están aquí las fotos. Hay veces en la vida en la que los planetas se alinean. Una de tus mejores amigas se casa, decide hacer una boda divertida y sin formalismos y te propone una decoración fuera de lo habitual en la que puedes disfrutar, y mucho. Así fue la Gran Boda Japo.  Rocío y Ortega (Antonio, pero todo el mundo lo conoce y reconoce por su apellido) son amigos nuestros desde hace mil y probablemente sea una de las parejas más divertidas del repertorio. Cuando nos dijeron que se casaban fue sorpresa máxima: ¿Cómorrrr? ¿Qué os casáis? No por nada, sino porque ellos siempre habían dicho que si se casaban lo iban a hacer casi en secreto y con una comida de 30 personas. Pero ¡ay amigos! Nada que ver con lo que realmente pasó.

Os ponemos en antecedentes:  ninguno de los dos es japonés ni por asomo, ni familia, ni amigos ni nada de nada. Pero les encanta comer con palillos, ver pelis de Totoro y los makis de atún rojo. Y tenían claro que se iban de viaje de novios a Japón, a dónde si no. Así que la temática de la boda, no podía ser otra. Nos pusimos manos a la obra y así fue la Gran Boda Japo malagueña este pasado 5 de septiembre.

El Candado Beach fue el lugar elegido para la ceremonia y el banquente. Una ceremonia ‘oficiada’ por uno de los amigos del grupo que hizo las veces de maestro de ceremonias, risas (evidenciadas en las fotos), lagrimas y aplausos no faltaron. La playa de fondo y el atardecer de septiembre, hicieron el resto.

ceremonia 1ceremonia 5 ceremonia 4 ceremonia 3 ceremonia 2ceremonia 6

Como veis, tuvimos hasta invitados sorpresa (holi familia playera!) que desde la playa no quisieron perderse ni un detalle de la Gran Boda Japo.  Ya fuimos contando y dando algunas pistas sobre la protagonista, que sin dudarlo, había sido la grulla de origami que nos había acompañado en todo el diseño previo y luego en la ceremonia y banquete. Construimos un pequeño altar para la ceremonia, nada muy pesado, ya que la playa de fondo y las palmeras tenían suficiente presencia. De él colgamos grullas voladoras que servían de telón de fondo, colocamos también unas pequeñas sombrillas entre las sillas para dar un toque de color y paniculata, nunca puede faltar en una boda bonitista. Algo sencillo, pero con encanto.

Tras la ceremonia, el cóctel. Al aire libre y bajo guirnaldas de luces. Un cóctel en el que no podía faltar el sushi, como fue tan especial, decidimos también preparar minutas que dejamos por las mesas con todo lo que iba llegando en bandejas. En un marco de puerta vintage, colgamos nuestro seating plan acompañado de grullas, cómo no. Además, preparamos también bolsitas de arroz y confeti con papel craft y una caja llena de paipais la mar de orientales.

gran boda japo 1 gran boda japo 2

Y como tenemos tantísimo material, vamos a ser malas malísimas y la semana que viene os enseñaremos el resto. La cena, los regalos, el concierto de rock, la mesa de chuches (¿recordáis las sushichuches?)  y unos fotones de los novios que merece la pena compartir.

Las fotos son de Dafne&Cloe, el vestido de Rocío es de Otaduy y las peinas de golondrinas de Cherubina, el traje de Ortega (que no se nos enfade) es de Hugo Boss y el lugar, precioso, el Candado Beach en Málaga. El diseño y montaje…¡bonitista! 😉

Qué tengáis un buen día y nos vemos mañana con más cosas y más boda japo … la próxima semana 😉