10 libros de cocina para dar la vuelta al mundo

Es muy probable que comer, leer y viajar estén en nuestro top de cosas favoritas de la vida. Si las unimos todas ya es la repanocha. Por eso hoy, un lunes más (que para ti es martes) en el que cogeríamos el primer vuelo destino a cualquier lugar para escaparnos un poquito de todo, te invitamos a subirte en un vuelo bonitista destino a dar la vuelta al mundo. Eso sí, para este viaje no te hará falta preparar la maleta, sólo abrir la nevera y encender el fogón. Abróchense los cinturones que estos 10 libros de cocina nos llevan a dar la vuelta mundo.

Empezamos esta parada en Italia. Con un libro que nos recuerda a nuestra última escapada parisina, ya que pudimos disfrutar de muestra de sus recetas (y del limoncello). ¡Oh Mamma! es el libro de un sueño, e de los chefs italianos y franceses que decidieron llevar a París la auténtica comida de las mammas y las nonnas italianas. Eso sí, es una guía culinaria reinventada y con un toque moderno y práctico. Por cierto, aquí nada mejor que darle al play a nuestra lista bonitista con acento italiano de este mes, experiencia inmersiva completa.

Seguimos el viaje hasta Grecia de la mano de Vefa Alexiadou, que es para Grecia como para nosotros Simone Ortega. Todo un símbolo de la cocina griega y una imprescindible en cualquier biblioteca culinaria del país. Así que nadie mejor para adentrarse en esta gastronomía mediterránea, de la que aún no hemos tenido la suerte de cansarnos.

De Grecia cruzamos a Estambul con un Las Recetas de Culto, una ciudad llena de contrastes, la unión entre Oriente y Occidente, cuya cocina es un reflejo viviente de las dos culturas. Y sí, la cocina de Estambul va mucho más allá del Kebap.

Y ya con un pie puesto en Oriente, nuestra primera parada es la India. Nosotras que amamos los restaurantes hindús de Lavapies en cualquier domingo, no podemos tener más ganas de saber más de la gastronomía de este país. India, coobook, nos parece una gran puerta de entrada. Además, nos fascina el diseño de su portada. En su interior nos prometen un menú que recorre la inmensidad de este país.

De la India, nos vamos al sudeste asiático hasta llegar a Tailandia. El país del Pad Thai esconde muchos secretos que podemos descubrir en las 500 recetas que engloba este libro. Tan fáciles de seguir como ser feliz en una de sus playas.

Seguimos en Asia, pero ahora nos toca visitar y descubrir Korea. Sí, el país esta de moda, entre sus consejos de belleza y nuestro amado kimchi. Su cocina empieza a despuntar y no somos adivinas, pero algo nos huele que va a ser una de las próximas tendencias culinarias que se va a colar en las cartas de nuestros restaurantes favoritos. Our Korean Kitchen es una celebración tanto de la cocina como de la cultura coreana, que nos promete un recorrido entre 100 recetas, donde poder saborear los encantos de este país.

Konichiwa Tokio. Ha llegado el momento del sushi, pero es que Japón y su capital es mucho más que eso. Tokio. Las recetas de culto  es una buena forma de descubrirlo con 100 recetas que recorren la esencia de una ciudad increíble.

Con un pie todavía en Japón, pegamos el gran salto hasta Hawaii, cuna del poké, la cocina de moda.  La moda de los restaurantes ya tiene su versión libro en español con Poké. Cuencos de sushi con inspiración hawaiana.

No abandonamos la tradición japonesa, que en nuestro próximo destino se ha mezclado a la perfección. Llegamos a Perú de la mano de Gastón Acurio, el chef que ha puesto en el top a la cocina peruana. Este libro es una delicia, casi casi tanto, como la gastronomía del país, de la que ya os dimos algunas pistas en este post.

Nuestra vuelta al mundo se acaba, pero no sin antes ir a ponernos gochos a Estados Unidos. Con Made in America descubriremos cómo cocinar con productos típicos americanos entre 100 recetas con las que aprender a decir el ouh yeah motherfucker versión culinaria.

En este viaje no hay jet lag, pero sí muchas ganas de meter las manos en la masa y viajar cada día desde nuestra cocina a cualquier rincón del mundo.

Buen martes y buen viaje.

Recetas de cremas de invierno para entrar en calor

Con este frío que hace, el cuerpo nada más que nos pide comidas calentitas. Y como estamos en modo comer sano, hemos pensado en incorporar a nuestra dieta algunas cremas de invierno que sean originales y, sobre todo, que estén ricas. Así que después de mucho indagar por la red, nos hemos topado con 3 recetas de las que tienen pintaza y que por eso nos gustaría compartir con vosotros:

  • Crema de calabacín y espárragos. Es la clásica crema de siempre pero con el toque de espárragos blancos, que seguro le van muy bien. Una receta súper sencilla que tenemos que probar o sí o sí. Podéis verla aquí.

crema calabacín

  • Crema de zanahoria morada. Otra receta muy fácil de hacer y de lo más original, ¿no os parece? Podéis ver cómo hacerla aquí.

recetas cremas de invierno

  • Crema de calabaza y lentejas. Un plato que requiere un poquito más de elaboración que los dos anteriores, pero también con una pinta increíble. Os dejamos la receta aquí.

cremas de invierno

Y vosotros, ¿tenéis alguna receta más que nos podáis dar? Estaremos encantadas de recibir todas vuestras sugerencias.

¡Ánimo con el lunes!

La tarta unicornio: cómo hacer el pastel más famoso del 2017

Si ha habido un pastel estrella este 2017, sin duda… ha sido la tarta unicornio. Ahora mismo, nos es prácticamente imposible señalar cual fue la primera que vimos, quién se inventó este pastel y de dónde salió. Pero lo cierto es que va camino de convertirse en un clásico que todo niño (y no tan niños) quiere tener en su fiesta de cumpleaños. De hecho, muchas influencers, instagramers (gromenauers y pecadorars) y bloguers la han tenido en las fiestas que han celebrado durante el pasado año.

A estas alturas, si nos estás leyendo, ya sepas de qué estamos hablando y te hayas cruzado con decenas de tartas unicornios, pero por si acaso no sabes a qué nos referimos… mira, mira la selección que hemos hecho. La verdad es que da hasta penita comerse eso, ¿no creéis?

Fotos vía 1 //2 // 3 // 4 // 5 

Pero agarraos a la silla o a lo que tengáis más cerca porque aquí viene lo mejor. Hemos visto algunos tutoriales y ¡no parece difícil! Ojo que hemos dicho que no parece. Esto es lo típico que ves a hacer  y piensas por dentro…”esto lo hago” y luego sale un churro de muy señor mío. Pero la ignorancia pastelera es atrevida y hemos fichado estos cinco vídeos con la receta de la tarta unicornio más famosa el lugar.

Eso sí, de las toneladas de azúcar glas, mantequilla y fondant mejor no hablemos. No queremos ni pensar cuantos trillones de calorías tiene un trozo de la dichosa tarta unicornio y la bomba que es para nuestros apolíneos (ja) cuerpis.

¿Alguien se anima por ahí? ¿Cómo de atrevidos pasteleramente hablando sois?

¡Hasta mañana familia!

El fin de semana que nos enganchamos al kimchi

Aunque ya habíamos probado las mieles de nuestra nueva droja favorita, este fin de semana ha sido en el que nos declaramos totalmente adictas al kimchi. Y tú dirás, Kim…what? Kimchi o kimuchi, si prefieres la versión japonesa. Es uno de los platos más conocidos de la gastronomía coreana. Consiste en col china fermentada. Dicho así, no suena muy tentador. Cierto es. Y de hecho, la versión más pura puede resultar algo extraña para nuestro paladar. Si queréis saber más, os recomendamos este post de El Comidista, donde la fabulosa Mónica Escudero lo explica mucho mejor que nosotras.

Pero la auténtica droja no es el kimchi, sino la salsa. Aquí tenéis al objeto de nuestro deseo y desde ya, un básico en nuestra cocina.

Y diréis, ¿qué ha pasado este fin de semana para que os volváis tan locas? La culpable fue una salsa de kimchi con leche de coco que probamos en Arallo Taberna en Madrid (muy recomendable, por cierto). Nos acordamos también de la salsa de las patatas bravas de La Revuelta en Málaga, concretamente en El Palo, que también llevaba. Por cierto, este restaurante es otro de nuestros recomendables. Ambas salsas nos dieron ganas de lamer sus platos (y nos faltó poco).

Así que llevadas por un frenesí, el mismo sábado nos fuimos a un super supermercado asiático donde flipamos de lo lindo y nos hicimos con nuestro bote de salsa kimchi (y otras cuantas cositas más). Ahora nos toca ponernos a experimentar y darle este toque especial a nuestros platos.

Lo más básico es hacer una mayonesa, también conocida como spicy mayo o salsa dragón. Y a partir de ahí, incorporarla a otros platos. Para eso os traemos cuatro recetas para iniciarnos como cocineras en el mundo del kimchi.

Dip de queso y kimchi / Patatas fritas con kimchi y mayonesa de curry / Sandwich con mayonesa de kimchi / Arroz frito con kimchi 

¿Algún otro adicto al kimchi en la sala? Lo primero es reconocerlo.

¡Buen martes!

Desayuno con tortitas

Nunca he hecho tortitas. Ea, ya está, ya lo he dicho. Por si alguien tiene una imagen nuestra equivocada. No nos levantamos por la mañana cantando y bailando con pajaritos, colocándonos el delantal y manchándonos tímidamente de harina. No. Nosotras nos levantamos con cara de oso panda porque se nos olvidó desmaquillarnos y nos abrazamos a la cafetera como si fuera un cerebro y nosotras unas zombies. Pero ojo, siempre hacemos propósito de enmienda y queremos darle a nuestras mañanas (las de los findes), un poco de encanto. Y la imagen de desayuno con tortitas tan de familia americana de película, pues oye, nos gusta. Así que para el próximo fin de semana, vamos a marcarnos nuestro desayuno con tortitas y si no es para el desayuno, pues para la merienda, que así compartimos calorías y risas.

1 / 2 / 3 / 4 /

Parece que, a simple vista, esto de las tortitas no tiene mucho misterio. Aunque también somos expertas en convertir recetas simples en grandes desastres culinarios. Pero cruzaremos los dedos. Y no, comprar la mezcla preparada no entra en nuestros planes.

Para acompañar las tortitas, pues cuestión de gustos: mermelada, miel, sirope, nutella (love) e incluso frutos rojos, si nos queremos poner en plan sanotas.

Nosotras estamos totalmente convencidas de este próximo desayuno o merienda de finde. Que hay que ponerle un poco de sabor y color a los findes de otoño.

Familia bonitistas, ¿sois de tortitas? Si tenéis algún truco secreto, ¡será bienvenido!

¡Buen martes!